Martes, 25 de Mayo de 2010

La voz de África se hace escuchar a través del cine nigeriano

EFE ·25/05/2010 - 18:58h

EFE - El nigeriano Keith Shiri, miembro del jurado y director del Festival de Cine Africano de Londres, hoy en una entrevista en la localidad gaditana de Tarifa donde es está celebrando el Festival de Cine Africano.

Las cifras llaman la atención sobre el cine producido en Nigeria, conocido como "Nollywood" por haberse colocado en el tercer lugar del mundo en cuanto a producción cinematográfica, con más de 2.500 títulos al año y la generación de 300.000 empleos directos.

Los datos, sin embargo, no han sido el motivo principal de dedicarle un apartado propio en la sección 'Retrospectivas' del Festival de Cine Africano de Tarifa.

Como afirma Keith Shiri, miembro del jurado y director del Festival de Cine Africano de Londres, el cine nigeriano se ha convertido en "la voz de África".

La programación del festival, que se celebra en Tarifa (Cádiz) hasta el próximo sábado, incluye títulos filmados en Nigeria como "Lillies of the Guetto" (Uvala Joseph Ugochukwu, 2009) o "Arugba" (Tunde Kelani, 2008).

Shiri puntualiza que no se siente "cómodo" con el término "Nollywood", ya que una de sus principales características es "la libertad y la ausencia total de subvenciones de instituciones u otros organismos".

"El término identifica películas realizadas en Nigeria para vídeo casero, pero para mí la idea del cine africano se aleja de la manera de hacer cine en Hollywood entendida como un mero entretenimiento", añade.

Shiri reconoce que la elevada cantidad de películas y la escasez de medios de los que disponen los equipos de rodaje reducen la calidad de la mayor parte de las producciones, aunque matiza que hay cintas "muy destacadas" y subraya su importancia como "seña de identidad".

"Si tienes cámaras y un Mac puedes hacer lo que quieras y esta es la libertad que necesitaba el cine africano para contar su propia historia porque siempre la han contado otros", ha asegurado.

"Nollywood" aborda todo tipo de temas, desde romances y conflictos policiales, hasta musicales, comedias y dramas, pasando por películas fantásticas con rituales y brujería.

"Hay que tener en cuenta", continúa Shini, "que durante dos siglos de cine África ha estado callada y ahora le queda todo por contar de modo que no faltan los temas".

La mayoría de las películas nigerianas están rodadas en inglés, aunque también dan cabida a títulos filmados en yoruba o hausa, y se han convertido en un modelo a imitar por los países vecinos.

Según Shini, uno de los secretos de su éxito es que han creado un "'star sistem' con estrellas equiparables a un Brad Pitt o a un Leonardo Di Caprio".

Las películas seleccionadas para el festival de Tarifa destacan por una producción más cuidada y abordan cuestiones como el reclutamiento de niños para la delincuencia organizada o la situación de la mujer nigeriana, a medio camino entre la tradición y la modernidad.

Shini asegura que "Nollywood" se ha perfilado como "una avanzadilla para el continente africano", y concluye que viven "una especie de éxtasis" porque al final se les está prestando atención.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad