Martes, 25 de Mayo de 2010

El director de cine iraní Panahi, liberado bajo fianza

Reuters ·25/05/2010 - 16:39h

El encarcelado director de cine iraní Jafar Panahi, que lleva más de una semana en huelga de hambre, ha sido puesto en libertad el martes bajo fianza de 2.000 millones de riales (unos 160.000 euros), informó la agencia oficial de noticias iraní IRNA.

Panahi, ganador de muchos premios internacionales y partidario del líder opositor Mirhosein Musavi en las disputadas elecciones del año pasado, fue detenido en marzo junto con su mujer e hija. Su familia fue puesta a libertad posteriormente.

Pese a su liberación, la oficina del fiscal de Teherán dijo que el caso y las acusaciones en su contra serían remitidas al tribunal revolucionario de la capital, informó IRNA, sugiriendo que aún podría ser juzgado. La agencia no aportó más detalles.

La esposa de Panahi, Tahereh Saeedi, declaró previamente que la fianza había sido depositada y se preveía que fuera puesto en libertad el martes por la tarde. Ha estado bajo custodia en la prisión Evin de Teherán, donde los grupos de derechos humanos afirman que hay detenidos muchos prisioneros políticos.

La estrella de cine francesa Juliette Binoche criticó a Irán por encarcelar a Panahi durante su discurso tras recibir el premio a la mejor actriz en el Festival de Cine de Cannes el domingo, diciendo que "su delito es ser artista, ser independiente".

El director había dicho que no acabará su huelga de hambre hasta que se le permitiera reunirse con su abogado, recibir visitas de su familia y se le liberase sin condiciones hasta la celebración de una vista judicial. Su familia y su abogado le visitaron la semana pasada.

"Tuvimos una reunión con él el jueves junto con el fiscal y aunque su estado general de salud era bueno tenía un débil aspecto físico", declaró Saeedi.

Panahi, cuyas películas examinan a menudo los asuntos sociales que afrontan las mujeres en el conservador estado islámico, tenía previsto formar parte del jurado de Cannes en la edición de 2010.

Ganó el premio Camera d'Or del festival por su película de 1995, "El globo blanco" y altos cargos del Gobierno francés instaron a su liberación.

Las elecciones iraníes de junio del año pasado sumieron al estado islámico en meses de agitación política.

La oposición prorreformista del país dice que las votaciones se amañaron para asegurar la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad, pero las autoridades tacharon a las protestas masivas que se produjeron tras la votación como un intento apoyado por países extranjeros para socavar a la clase gobernante clerical.

Miles de partidarios de la oposición fueron detenidos tras los comicios. Desde entonces se ha liberado a la mayoría, pero más de 80 personas han sido condenadas a penas de hasta 15 años. Dos personas juzgadas después de las elecciones han sido ejecutadas.