Martes, 25 de Mayo de 2010

Las farmacéuticas piden ver a Zapatero por cómo está el sector

Reuters ·25/05/2010 - 15:16h

La patronal Farmaindustria dijo el martes que ha pedido reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la grave situación que afronta el sector farmacéutico tras las medidas adicionales para recortar el gasto farmacéutico aprobadas la semana pasada por el Ejecutivo.

Farmaindustria consideró en una contundente nota de prensa que las últimas medidas reducirán las inversiones en I+D en unos 300 millones de euros al año y pondrán en peligro 20.000 puestos de trabajo (5.000 empleos directos y 15.000 indirectos).

"Va a paralizar la actividad productiva de muchas compañías farmacéuticas obligándolas incluso al cierre de fábricas, y va a abocar al sector a una reconversión forzosa por Decreto Ley con consecuencias devastadoras", dijo.

Farmaindustria valora en 1.050 millones de euros el impacto para el sector de los recortes adicionales aprobados la semana pasada por el Gobierno, que se sumarían a los 1.000 millones de euros anunciados ya en febrero.

Ante este panorama, la patronal ha pedido reunirse con el presidente del Gobierno, al que pedirán un plan especial para el sector que evite una profunda reconversión.

El jueves pasado, el Consejo de Ministros aprobó las medidas anunciadas una semana antes por Zapatero dirigidas a acelerar la reducción de déficit, recortando el gasto este año y el que viene en más de 15.000 millones de euros.

En lo que respecta a este sector en concreto, el Gobierno busca reducir en 1.300 millones de euros el gasto público en farmacia, unos 275 millones este mismo año.

Para ello impondrá, entre otras cosas, un descuento obligatorio del 7,5 por ciento en los medicamentos excluidos del sistema de referencia (los patentados) y del 7 por ciento en los productos sanitarios, y adecuará el tamaño de los envases a la duración del tratamiento.

A mediados de febrero, el Ministerio de Sanidad ya había pactado con las comunidades autónomas una serie de medidas de control de costes para ahorrar 1.500 millones de euros en el gasto en medicamentos en 2010.