Martes, 25 de Mayo de 2010

'Lost', ¿obra maestra o estafa?

Tú emites sentencia.  Contribuye a la 'reflexión final' sobre Perdidos

PÚBLICO.ES ·25/05/2010 - 15:01h

 Pasado el tiempo suficiente para asimilar el final de la serie Perdidos, los lectores tienen la palabra. ¿Te gustó o no? ¿Por qué?

Algunos consideran que la serie pasará a la historia como una obra maestra. Otros defienden que entra con todos los honores por la puerta de la gran estafa.

Por eso la intención no es encontrar los puntos de consenso, sino ahondar en los de desencuentro para así, tal vez, encontrar una solución a tanto enigma.

Deja tu opinión en los comentarios y será incluída en el artículo. Contribuye a la 'reflexión final' sobre Perdidos.

Evidentemente en esta recopilación no hay spoilers: todo ella es un spoiler

 

Un nudo enorme en la garganta, después confieso que el final ha superado mis expectativas. No tenía ninguna al respecto de la contestación de los acertijos planteados, pero sí muchas sobre la temática de la serie: los personajes y su redención. Tanto en tiempos como en guión me ha parecido redondo y no me molesta nada que no me digan qué pasa con la avioneta o cómo hacían prácticas con los oso polares para mover la rueda que desplaza la Isla. Ver cómo todos descansan de ellos mismos al final me ha parecido un gran final a 6 años. Le doy un 10. Juan Pablo

Los guionistas se lo han montando muy bien. Nos han ido decepcionando poco a poco, de tal manera que al llegar al final pensáramos: "Es una porquería, pero, total, ¿cómo iban a salir de este berenjenal?". La serie tendría que haberse acabado al concluir la quinta temporada, consiguiendo evitar el incidente que provocó la caída del avión y recuperando todos sus vidas normales en Los Ángeles, sin acordarse de la isla. En cualquier caso, la gran pifia es haber incluido el factor espiritual. El personaje de Jacob y su antitesis se los podían haber metido por... la papelera. Ainhoa

 

El lunes lloré a las ocho y cuarto de la mañana. Fue una sensación extraña, de irrealidad. La noche anterior sopesé poner o no el despertador. Me alegro de no haber caído en la tentación porque así pude disfrutar de algo que los aficionados al fútbol no valoran de puro rutinario: vivir un acontecimiento en comunión con millones de personas. ¿Respondió el capítulo a todos los interrogantes? Yo creo que sí (de forma muy abierta, eso sí). Pero, ¿qué más da? Hay que ser muy iluso para esperar que un capítulo (aunque sea doble) nos ofrezca las respuestas contundentes que no han dado en los 119 episodios anteriores. Nos dejaría sin lo que ha hecho grande a la serie: las tertulias interminables, las conjeturas imposibles, las divagaciones divertidas, las ideas estrambóticas, las teorías delirantes... Disfruto viendo Lost, pero disfruto aún más discutiendo y leyendo sobre Lost.

Además, el último capítulo tuvo tres ideas magistrales. No renunció al humor (Hugo se rió del dramatismo y acusó a al críptico Jacob de ser "peor que Yoda"), limitó la lucha mitológica al anteúltimo capítulo (la muerte del humo negro no fue el nudo gordiano del episodio como era previsible) y sobre todo hizo un largo final eminentemente emotivo donde los personajes fueron las estrellas (como explicaba Pjorge con inmensa sensibilidad en su blog). Soy de las nenazas que eligen el reencuentro entre Penny y Desmond como el mejor momento de la serie. Así que un final que durante minutos y minutos desgrana encuentros de intensidad similar parecía hecho especialmente para mí. Me emocionó. Y me hizo llorar. Me sentí ridículo cuando se levantó mi novia de la cama y me vio de esa guisa en el sofá. Pero fue una experiencia que mereció la pena.  Y,  me quedó más claro que nunca (como dijo un desencantado hace muchas temporadas) que los perdidos somos nosotros, los seguidores de la serie. Iker.

He visto la serie de principio a fin. Sí que he entendido el final que proponen en Lost.  A la gente le pesa no tener respuestas a todo y es de lo más lógico. Pero ya lo dice la madre adoptiva de Jacob a la verdadera madre “Las respuestas sólo traerán más preguntas”. No necesitas saber quién puso la primera piedra en la luz, ni qué sucedería en el mundo si el humo escapa.


Lost empieza para mi con tal vez tres preguntas: ¿Dónde estamos? ¿Por qué hemos sobrevivido? ¿Cómo salimos de aquí? A partir de ahí se desarrolla un entramado del copón que hace de Lost una serie increíble, que lleva a cuestionarte cosas que jamás habrías cuestionado, que lleva a empatizar tanto con los personajes que apostaría mi relación con Kate a que, todos y cada uno de nosotros, nos sentimos identificados en algún momento con al menos, dos de los personajes.

Para mi Lost es una gran historia de amor que nos enseña cómo ese sentimiento es la única fuerza que puede cambiar el curso de la historia. Si no, preguntad a Sawyer, Charlie, Sayid, Jack, Jin, Desmond, Hugo, Richard e incluso Locke y Ben. ¿Acaso no les ha movido algún tipo de amor a hacer lo que han hecho? David


Ha resultado ser una decepción, y mira que lo siento, pero supongo que han sido 6 años esperando algo que al final no se dio. Imagino que a los que hayan visto la serie en un mas corto periodo de tiempo, por engancharse mas tarde por el motivo que fuese, no les decepciono tanto, pero en mi caso, y cada vez que lo digo me duele mas, me decepcionó.

El por qué, muy simple, la serie ha hecho honor a su titulo "PERDIDOS", ya que así es como nos hemos quedado en un sinfín de preguntas sobre la trama de la serie, que por supuesto ahora no voy a enumerar, ya que como digo son muchísimas. Tal vez hubiera sido mejor no liar tanto todo, y así, no hay que desenliar lo que se lió anteriormente, yo no digo todo, pero si muchos aspectos importantes. Sobre el final, lo de que estén muertos, para mí es lo de menos, me vale, me valía cualquier final, al fin y al cabo el final es sólo un capitulo y un día, pero la trama son 6 temporadas, 6 años y muchas horas de esperas, debates e incluso alguna riña por puntos de vista diferentes con algún que otro seguidor. En fin tal vez esta era la intención de los productores de esta serie, dejarnos "PERDIDOS", eso tan sólo lo saben ellos, yo sé lo que vi, y lo que vi me dejo con ganas de más.  Alberto.

Me da igual que hayan quedado decenas de misterios sin resolver. Me resulta indiferente que muchas historias se queden a medias o , como dicen muchos críticos de última hora —qué sencillo es machacar una serie después de ciento y pico capítulos, qué intelectual queda airear que uno esperaba más— que la serie es una sucesión de hechos imposibles. Que Úrsula desaparece volando en Cien años de soledad te puede parecer maravilloso o una estafa.

  Los espectadores a los que les importe la trama quedarán decepcionados. Los que nos fijamos en el desarrollo de los personajes no podemos más que lamentar el fin de una obra de arte. La última imagen de Lost cierra el círculo, la cuadratura del círculo: no de otra forma puede calificarse una serie a la que hemos seguido sin aliento durante más de cien capítulos durante seis años. Sol

Lo tenía todo preparado. Nachos con guacamole y un barril de cinco litros de cerveza para empezar. Palomitas para después y algún cubatilla quizá. La mañana del lunes me había descargado ‘El capítulo’, subtitulado, con una calidad más que decente. El pase sería en mi casa a las 10 de la noche, pantalla gigante, con mi mujer y tres colegas. La consigna: cerrar las orejas durante todo el día para que ningún amigo de los spoilers nos reventase seis años de espera. A las siete de la tarde del 24 de mayo me enteré del final sin ver el último capítulo. Ocurrió en el trabajo. Un ex amigo hizo varios comentarios en alto.

Desde la cama oía los gritos de mi mujer y los colegas: ¡No seas gilipollas, vente a verlo! Pero me quedé en el catre lamentando mi suerte. Si algo tenía ‘Perdidos’ es que querías ver el capítulo siguiente para enterarte de algo… más. Y yo ya sabía lo que iba a pasar. O mucho más de lo que quería saber. Desde la cama sólo tenía ganas de reventarle el final a alguien. Y matar a mi ex amigo. Alfonso

Final mítico para una serie icónica de la televisión actual. Más allá de las dificultades que han tenido los guionistas al escribir una ficción por capítulos y alargada por motivos pecuniarios, el final de Lost es redondo. En el principio fue la luz y una isla que hay que proteger del mal de los hombres. Una metáfora de la vida, de la madre Tierra. Y al final, las idas y venidas, los saltos en el tiempo, los diferentes habitantes, el proyecto Dharma y los unos y Los Otros son solo pequeñas historias dentro de una aventura mucho mayor. Y aún quedan muchos flecos de los que tirar, argumentos que resolver e infinitos puntos de vista. Como al mirar un cuadro, a través de los años. Pablo

En cierto modo el cierre nos ha decepcionado a todos. Pero mi opinion sobre el final de la serie va mejorando según voy pensando más en ello. Al inicio de la última temporada, esperábamos una gran cantidad de respuestas. A pesar de las incógnitas, las teorías y discusiones sobrevivirán a la serie en los encuentros entre los frikis de Lost. José Pujol

Esta serie pretendía seguir los pasos de la (esta sí) mítica Twin Peaks, pero resultó que ninguno de ellos (guinistas y directores) tiene, por mucho que hayan tratado de disimularlo enrevesando al máximo la "historia", el talento de David Lynch.  Detesto al PP

 Es difícil catalogar Lost como una obra maestra, como bien hace la crítica especializada, contraria a un sector de la población más acostumbrada a finales más "físicos" que "espirituales". Creo que lo más correcto es definirla como "obra de culto". Más allá del mensaje final que ha querido transmitir, más allá de los personajes representados, más allá de las preguntas sin resolver, es una serie digna de recordar.  Spandam

La serie fue perdiendo fuerza a lo largo de la temporada y como otros opinan, ya la veíamos por ver cómo se solucionaban todas esas incógnitas. Al final una decepción increíble. Tanto rizaron el rizo que ya no supieron por donde salir, se esperaba a pocos capítulos del final que el desenlace no iba a ser todo lo bueno que se esperaba. De hecho el final, me pareció una p*** mierda.  Autogestion

 A mi, personalmente, me gusta. Yo me quedaré con mis teorías, y vosotros con las vuestras. Asi ha sido durante todos estos años, y asi se queda. Yo personalmente no quiero un manual de instrucciones y todas las respuestas. No me interesa! prefiero mis teorías. Es (fue!) la gracia de la serie, y deja ese recuerdo, de misterio y de fantasía. Y por lo demás muy, MUY emocionante el final. Lleno d eimágenes, que em traian recuerdos de mi propia vida ( recuerdo los primeros capitulos, la casa en dond evivía en ese momento, por ejemplo, y asi otras tantas asociaciones de estos años a la serie y mi vida personal) por lo que concluyo que ha sido una gran serie, un buen final, y un mejor recuerdo de todos esos personajes estupendos!  truffaldinno

La sexta temporada abría un nuevo interrogante y ha cerrado su propio interrogante, pero no la serie. El enigma de la Isla cojonera no se ha resuelto por el simple hecho de que ni sus creadores lo habían podido cerrar sin caer en el truñaco -como se veía venir. Pero la verdad es que ya todas esas incógnitas nos daban absolutamente igual. Lost había conseguido desengancharnos temporadas ha y simplemente, retomar los capítulos nos producía oleadas de sopor. Porque Lost nos acabó aburriendo muy pronto, por lo empalagoso de sus personajes -sólo unos pocos han conseguido sobrevivir a nuestro aprecio a lo largo de estos años -lo gratuito de sus flashbacks-forwards de relleno fue el causante de que fueran cayendo uno a uno de su pedestal. Pocos, Salvo Juliet, Sun, Ben, Desmond o Hurley han conservado -en mayor o menor medida- retazos de nuestra simpatía. Del resto, la verdad, de lo que les pasara o dejara de pasar, realmente nos importaba un solemne bledo. Y así, incógnita enterrada bajo otra incógnita -bonito recurso para ir estirando el moco y entretener a los pardillos losties- y hormonada la historia con lacrimogénesis 2×1, filosofía de salón y misticismo de autoayuda, lo que nos pareció una idea fascinante e innegablemente original, fue degenerando en una rentable tomadura de pelo, salpicada de aisladas notas de genialidad -que coincidían ¡qué casualidad! con los inicios y finales de temporada. Haber reducido la serie a esos momentos hubiera sido perfectamente posible, pero económicamente ruinoso. Así vimos un bello universo de fantasía, deformarse y agrietarse al ser exprimido y vapuleado por las manos de sus propios creadores. Trastorno Tripolar

 ESTAFA. Lost, es una serie de culto, y el problema de las obras de culto es que tienen una legión de fans completamente incapaces de verles los defectos por evidentes que sean. Lost fue una gran serie durante las primeras temporadas, pero el argumento se fue embrollando y complicando hasta tal punto que era imposible hacer algo decente con él. La idea de que todo tenía una explicación se repitió y vendió tanto que, los más escépticos, aún sabiendo que no se podria resolver todo, pensábamos que en cierta medida había una solución a gran parte de los enigmas.

Tras un final que poco o nada tiene que ver con la trama desarrollada durante estos años, que evidencia el hecho de que los guionistas fueron improvisando y metiendo misterios sin saber qué eran; aún hay los que, con una fe que haría parecer ateo a JHON LOCKE, creen que este final era el destino de la serie, que todo tenía una razón de ser. Otros, hemos visto que nos han estado vendiendo HUMO, y que tras la mayoría de misterios no había nada, hemos visto a los guionistas como EL HOMBRE DETRÁS DEL TELÓN, como al LINUS que dice saberlo todo acerca de JACOB sin haberlo visto nunca

Lost es hasta cierto punto una serie calientabraguetas, que se ha pasado años prometiendo e insinuando un final orgásmico y al final nos ha dejado con las ganas. El capítulo final sólo ha resuelto un enigma, y es si los guionistas sabían cómo terminaria, la respuesta es no; el título de la serie debía ser un autohomenaje que se hicieron.

Me iré a vivir a una REALIDAD PARALELA donde Perdidos tiene 3 o 4 temporadas solamente, a pesar de la gran estafa que ha sido no se le pueden negar algunos capítulos sublimes. ¿No podrían haber dedicado las dos últimas temporadas a resolver lo de las 4 primeras, que ya era bastante? Uriuri

 Yo creo que después de ver el último capitulo todos nos hemos quedado preguntando: ¿que ha pasado? ¿que acabo de ver?, y luego fuera a parte de que nos haya gustado mas o menos sabíamos que era el final y no habría mas, por eso tal vez nos hemos quedado así de "tristones", acostumbrados a que nos dejaran perplejos pero sabiendo que tendríamos mas capítulos. Ahora que se ha acabado deberíamos quedarnos con estos seis años que lo hemos pasado en grande y le decíamos a nuestros amigos y gente conocida: "Tienes que verla te vas a enganchar". Yo por lo menos lo veo así. hugocarabanchel

 Ni obra maestra, ni estafa: ¡un puto txitxarro! ¿A quién cojones le interesaban las aventuras de unos frikis americanos en playa Bavaro? Pero si era una rayadura de tomo y lomo... yo no pase de la primera temporada, y lo peor de todo esos putos flash back que lo volvian a uno loco, ¡pero si parecia Aeropuerto! nos contaban hasta el ultimo peo de cada personaje, que aburrimiento. Una autentica merde. ZHU DE

Lost ha sido para mi una historia de amor en muchos sentidos, una historia de amor de seis años: un prometedor comienzo, un brillante desarrollo y una lenta decadencia (la sexta temporada) que uno no quería asumir, y por ello llegó un final mediocre, por querer alargar lo que ya no ere posible.... Pepe Merrick

Cuando terminó el capítulo me quedé desconcertada, y el desconcierto fue mayor a medida que avanzaba el coloquio-debate en Cuatro que hubo a continuación y que contribuyó a aumentar la confusión. Luego, conforme fue pasando la mañana me fui convenciendo más: Sí, el final de Lost me gustó. Creo que es imposible que llueva a gusto de todos y con una serie de tantísimas expectativas era lógico que el final tuviese bajones y subidones. Me gustó porque tuvo un elemento sorpresa (el hecho de que todos, una vez muertos, hayan creado un "lugar" donde encontrarse) y por cómo fueron apareciendo todos los personajes de la serie. No es cierto, como han interpretado algunos, que todos muriesen después del accidente. Cada uno muere en su momento (Jack en este último capítulo) y luego van a esa especie de "purgatorio". Quizás la decepción ha venido porque mucha gente quería una explicación "lógica" o "científica" y los guionistas han tirado por una religiosa-metafísica-new age: Cómo en el momento de morirnos queremos estar al lado de la gente que más nos ha importado en el momento más especial de nuestras vidas. Un sólo pero: se han pasado un poco con el toque "Ghost" y "Autopista hacia el cielo". También en este último capítulo me he reconciliado con Jack, al que he odiado durante seis temporadas. Susana