Martes, 25 de Mayo de 2010

Un cargo militar estaba en la cabina del avión de Kaczynski

Reuters ·25/05/2010 - 13:00h

El jefe de la Fuerza Aérea de Polonia estaba en la cabina del piloto del avión que llevaba al presidente Lech Kaczynski y a otras 95 personas cuando se estrelló en Rusia, pero no hay indicios de que se presionara directamente a los pilotos para aterrizar, dijo el principal investigador polaco.

Aún así, sus comentarios podrían reforzar las especulaciones de que los pilotos decidieron aterrizar su avión militar Tu-154 en el aeropuerto de Smolensk en contra del consejo de los controladores del tráfico aéreo por la presión de Kaczynski o miembros de su entorno.

El avión de Kaczynski llegaba tarde para una ceremonia el pasado 10 de abril en el cercano bosque de Katyn, que debía conmemorar el 70º aniversario del asesinato allí de unos 22.000 militares e intelectuales polacos por parte de la policía secreta soviética NKVD.

Responsables de aviación rusos que investigan las causas del accidente confirmaron la semana pasada que dos personas que no eran miembros de la tripulación se encontraban en la cabina del piloto justo antes de la tragedia. Sin embargo, Edmund Klich fue el primer responsable en identificar públicamente a uno de ellos.

Preguntado durante una entrevista en la cadena polaca TVN el lunes por la noche sobre quién estaba en la cabina del piloto con la tripulación en el momento del accidente, Klich declaró: "Estaba el general (Andrzej) Blasik... Pudo haber querido percibir cómo estaba la situación".

"No hay ninguna frase (en los registros de la caja negra) que indique una presión directa hacia la tripulación para aterrizar del tipo 'Realmente necesitamos aterrizar'. Por supuesto, también puedes presionar por el solo hecho de estar ahí", declaró Klich.

Hay psicólogos estudiando las grabaciones, añadió.

Kaczynski, un combativo nacionalista que tenía mucho interés en asistir a la conmemoración del Katyn, intentó en vano convencer a su piloto en 2008 de que ignorara los disparos y aterrizara en Georgia durante la breve guerra de ese país con Rusia.

Klich, responsable de un comité polaco que analiza accidentes de aviación y que también participó en la investigación oficial rusa, dijo que la tripulación habría sido consciente de lo que iba a suceder sólo segundos antes del accidente.

Entre los que fallecieron con Kaczynski y Blasik estaban los jefes del Ejército y la Marina polacos, el gobernador de su banco central, parlamentarios y miembros de la administración presidencial.

Los polacos elegirán un nuevo presidente el 20 de junio. El hermano gemelo de Kaczynski, Jaroslaw, se presenta al cargo, pero el favorito es Bronislaw Komorowski, del partido centrista en el poder Plataforma Cívica.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad