Martes, 25 de Mayo de 2010

U2 cancela su gira en EEUU y Glastonbury

Por la lesión de Bono, que la semana pasada tuvo que operarse de urgencia en la espalda

REUTERS ·25/05/2010 - 14:40h

EFE - Bono, cantante de U2.

El líder de U2, Bono, ha abandonado este martes el hospital donde estaba ingresado en Alemania tras someterse a una operación de urgencia  en la espalda.

Buenas noticias que han llegado junto al mazazo de que la lesión ha obligado a posponer todos los conciertos en EEUU, incluida la actuación en Glastonbury, uno de los mayores acontecimientos de música en directo del calendario anual del pop.

El mánager de la banda, Paul McGuinness, en declaraciones a Reuters a las puertas del hospital de Múnich en el que Bono ha estado recuperándose desde la operación el viernes, ha señalado que el cantante de 50 años se "sentía fatal" por los cambios en la gira, que afectará a millones de fans.

"Claramente es una grave lesión"

"Claramente es una grave lesión y el tiempo necesario de recuperción para rehabilitar a Bono es un gran problema para la gira de U2 y desafortunadamente ha tenido que posponer 16 conciertos en América del Norte", declaró.

"Esos conciertos iban a celebrarse entre el 3 de junio en Salt Lake City y el 19 de julio en el estadio Meadowlands", añadió.

La gira por EEUU constaba de 16 conciertos

La primera fecha posible para el regreso de Bono, según la web de la banda, sería el 6 de agosto en Turín, Italia.

El grupo tenía previsto ser cabeza de cartel en el principal escenario de Glastonbury el 25 de junio, aunque McGuinness no mencionó este festival en su declaración.

Golpe a Live Nation

También afectará a Live Nation, la compañía de conciertos que firmó un acuerdo de 12 años para gestionar el 'merchandising', y los derechos digitales y de marca, así como las giras de una de las bandas de música de mayor éxito del mundo.

"Obviamente Bono se siente fatal por perderse esos conciertos y estamos trabajando lo más rápido posible con Live Nation para reubicarlos y reprogramarlos para el próximo año", declaró McGuinnes.

"Para un artista como él perderse actuaciones es algo terrible y se siente fatal por ello. No debería. Lo más importante para él es ponerse bien y regresar con su máxima potencia como artista".

"Dolencia repentina"

Jörg Tonn, el neurocirujano que trata a la estrella, describió la enfermedad de Bono como una "dolencia repentina" que causó una parálisis temporal parcial. La lesión se produjo mientras el cantante entrenaba preparándose para la gira.

"Ya tenía un dolor agudo con la parálisis parcial de la pantorrilla. Los ligamentos que rodean el disco tenían un desgarro de ocho milímetros y durante la intervención descubrimos que fragmentos del disco habían entrado en el canal espinal", apuntó.

"La intervención quirúrgica era el único tratamiento para una recuperación completa y evitar una parálisis mayor. Bono está ahora mucho mejor

Noticias Relacionadas