Martes, 25 de Mayo de 2010

La coalición británica explica su agenda en el nuevo Parlamento

Reuters ·25/05/2010 - 12:02h

La coalición británica de Conservadores y Liberales-Demócratas detalló el martes su planes de gobierno, haciendo de la reducción de un déficit presupuestario récord y del impulso del crecimiento económico sus principales prioridades.

La coalición inauguró una nueva era después de 13 años de gobierno Laborista con planes de dotar al Parlamento de mandatos de cinco años y celebrar un referéndum sobre los cambios en el sistema electoral.

En un discurso leído en su nombre por la reina Isabel II en la apertura formal del nuevo Parlamento, el Gobierno también propuso una ley que dé voz al pueblo británico para cualquier traspaso de poderes a la Unión Europea.

Formando la primera coalición desde 1945, los Conservadores de centroderecha y los Liberales-Demócratas, situados más a la izquierda, asumieron el cargo tras las elecciones del 6 de mayo, superando rápidamente sus diferencias en temas como cuándo empezar a recortar un déficit que supera el 11 por ciento del Producto Interior Bruto.

El programa del Gobierno se hizo eco de un detallado acuerdo de coalición publicado la semana pasada. El Tesoro ya explicó el lunes sus planes para recortar 6.200 millones de libras iniciales del déficit.

Se prevén reducciones adicionales en un presupuesto de emergencia que se presentará en cuatro semanas.

"La primera prioridad es reducir el déficit y restablecer el crecimiento económico", dijo la Reina en su discurso.

"Se actuará para acelerar la reducción del déficit presupuestario estructural. Una nueva Oficina para la Responsabilidad Presupuestaria proporcionará confianza en la gestión de las finanzas públicas".

Esta oficina estará dirigida por el economista Alan Budd y asumirá la tarea de pronosticar el crecimiento económico y las necesidades de préstamo.

La coalición, liderada por el primer ministro conservador David Cameron y su viceprimer ministro liberal-demócrata Nick Clegg, está disfrutando de una luna de miel política, con los medios mayoritariamente a favor y los mercados calmados por las primeras medidas sobre el déficit.

Una encuesta de ICM publicada el martes por el Guardian mostró que casi dos tercios de los votantes respaldaban a la coalición.

Sin embargo, algunos parlamentarios de ambos partidos están incómodos sobre los compromisos que implican la coalición, y los operadores estarán pendientes de más detalles sobre los recortes que se conocerán el próximo mes.