Martes, 25 de Mayo de 2010

El PP quiere antes la sentencia del Estatut que la renovación del TC

Los conservadores creen que la oferta del PSOE es una estrategia para dilatar aún más la sentencia del Estatut

PÚBLICO.ES ·25/05/2010 - 13:31h

EFE - La portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría.

El PP recogió ayer, tras la intervención de Montilla en el Senado, el guante lanzado desde el PSOE para renovar a los magistrados del Tribunal Constitucional cuyo mandato caducó en diciembre de 2007.

La secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, expresó su predisposición a dar por buena la oferta del PSOE, cuyo idea-fuerza recae en que lo relevante no son tanto los nombres -los conservadores han puesto encima de la mesa los de José Hernando y Enrique López-, como renovar el TC.

"El PSOE tiene una posición clarísima. Queremos renovar el TC y lo queremos ya", ha subrayado este martes la portavoz del PSOE en el Senado, Carmela Silva.

La mano tendida del PP se ha transformado, en apenas 24 horas, en un apoyo con reticencias. Según han señalado fuentes del PP a Público, el PP ve con buenos ojos renovar el alto tribunal. Aunque con peros. La condición sería aprobar primero la sentencia del Estatut y, más tarde, poner en marcha el mecanismo para la renovación de los magistrados con mandato caducado.

La estrategia del PSOE

Precisamente este martes la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha calificado de "inadmisible" que el presidente del Gobierno trate de "invalidar" el Constitucional al admitir ahora que se desbloquee el procedimiento de nombramientos.

A su juicio, se trata de una estrategia cuyo fin es retrasar aún más la sentencia del Constitucional sobre el Estaut, una pretensión que, a juicio de la conservadora, nadie entendería.

El Parlament de Catalunya ha decidido presentar un documento jurídico ante el TC en el que le insta a declararse "incompetente" en el Estaut o a suspender sus deliberaciones hasta que se acometa su renovación, sin la cual podría llegarse al "colapso" de la institución.

En sentido diametralmente opuesto se ha expresado el presidente de la Generalitat, José Montilla: "El Alto Tribunal que dicte sentencia debe tener los visos de cara a la opinión pública y publicada de absoluta imparcialidad. No puede ser que lo haga un TC con cuatro magistrados con el mandato caducado, uno recusado y uno fallecido", ha subrayado en una entrevista en Onda Cero.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad