Martes, 25 de Mayo de 2010

Revilla dice que los socios son acertados aunque unos le gustan más que otros

EFE ·25/05/2010 - 10:50h

EFE - Caja Mediterráneo (CAM) ha anunciado que ha logrado un acuerdo para la creación de un Sistema Institucional de Protección (SIP) con Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha respaldado hoy el proceso de integración de Caja Cantabria y ha opinado que se ha acertado con "los compañeros de viaje" elegidos, aunque unos le gustan "más que otros".

El presidente se ha pronunciado así sobre el protocolo de intenciones firmado ayer por Caja Cantabria con Caja Mediterráneo, Cajastur y Caja Extremadura para formar un Sistema Institucional de Protección (SIP) que dará lugar al quinto grupo del sector financiero español.

Revilla, secretario general del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), ha opinado que la operación "es buena", como se lo ha corroborado el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que, según el presidente, está "muy contento del paso que se ha dado", porque esa integración es "solvente y seria".

Después de afirmar que espera que el Banco de España no ponga "ninguna pega", el presidente ha dicho que unos socios le gustan "más que otros", aunque el grupo, en conjunto, es bueno.

Y ha destacado "la afinidad territorial" con Cajastur, cuyo presidente, ha añadido, es una "persona extraordinaria, con una gran capacidad de gestión"

Según Revilla, Caja Cantabria formará parte de un conjunto de entidades "poderosas", que formará el tercer grupo de cajas del país y el quinto del sector financiero español, lo que es "una buena noticia".

"Yo creo que es una buena noticia, que era algo inevitable y que hemos acertado con los socios y compañeros de viaje que tenemos ahora para consolidar una estructura financiera potente y sin riesgos", ha añadido el presidente, quien ha insistido en que el paso que se ha dado "es bueno".

Revilla, que ha sido informado constantemente de las negociaciones por el presidente de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio Orizaola, con quien se reunirá mañana, ha subrayado que el Gobierno ha respaldado desde el principio el proceso, que no hay que ver "como una perdida de localismo, sino como una operación global, impuesta por normas internacionales y nacionales".

También ha dicho que la integración es "inevitable", porque no participar y tener cajas de reducido tamaño puede llevar a intervenciones por el Banco de España, con "consecuencias poco favorables" para el desarrollo de las entidades financieras.

Revilla ha dicho que aunque Caja Cantabria, "en principio, no tiene grandes problemas", no puede haber una caja en cada provincia o en cada comunidad autónoma, porque Europa "no va por ahí y la globalización exige grandes grupos financieros que tengan solvencia".

"Hoy estamos en una economía donde las normas fundamentales te vienen ya impuestas y es algo inevitable", ha afirmado el presidente en declaraciones a los medios de comunicación.