Lunes, 24 de Mayo de 2010

Brasil expresa su satisfacción por la entrega del acuerdo con Irán y Turquía a el OIEA

EFE ·24/05/2010 - 13:07h

EFE - Ban también resaltó su reiterado llamamiento a Teherán para que sea más transparente respecto a sus actividades nucleares. EFE/Archivo

El Gobierno brasileño expresó hoy su "satisfacción" por la entrega oficial al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) del acuerdo que alcanzó con Turquía e Irán y reiteró su deseo de que se empiece a construir "confianza".

Una copia del acuerdo suscrito la semana pasada en Teherán por Irán, Brasil y Turquía fue entregada hoy en Viena a las autoridades del OIEA, con lo que se cumplió el primero de los pasos previstos al momento de la firma, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño en un comunicado.

"El Gobierno brasileño manifiesta su expectativa de que este primer paso para la implementación de la Declaración de Teherán ayude a construir un ambiente de confianza y contribuya a una solución negociada sobre la cuestión del programa nuclear iraní", agrega la nota.

En la Declaración de Teherán, Brasil, Irán y Turquía sentaron las bases para que las autoridades iraníes entreguen al Gobierno turco 1,2 toneladas de uranio enriquecido al 3,5%, para recuperar un año después 20 kilogramos de uranio al 20%.

El acuerdo fue alcanzado durante un encuentro de los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, Irán, Mahmud Ahmadineyad, y el primer ministro de Turquía, Recep Tayip Erdogan, que tiene entre sus metas evitar que sean adoptadas nuevas sanciones contra el segundo de esos países por las sospechas que despierta su programa nuclear.

Estados Unidos, el principal promotor de las sanciones en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU, ha considerado ese acuerdo como un paso en la dirección correcta, pero ha mantenido abiertas las negociaciones para la imposición de un nuevo castigo a Irán.

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, afirmó hoy en Teherán que el acuerdo "es una medida destinada a lograr la confianza y no un truco para ganar tiempo, como ha declarado Occidente".

Lula también comentó hoy el asunto en su programa semanal de radio y dijo que con su viaje a Teherán pretendía que Irán volviera a la mesa de negociaciones, objetivo que aseguró que se ha cumplido.

"Eso lo conseguimos. La ONU quería aplicarle sanciones a Irán exactamente porque se negaba a negociar, pero ahora quedó claro que Irán se sentará a la mesa" de discusiones, indicó el presidente brasileño.

Según declaró Lula, "obviamente ese acuerdo es para comenzar negociaciones", pero aún así supone "un paso muy importante" para intentar "hablar de paz".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad