Lunes, 24 de Mayo de 2010

Ban espera que el acuerdo con Irán genere "confianza" sobre su programa nuclear

EFE ·24/05/2010 - 13:07h

EFE - Ban también resaltó su reiterado llamamiento a Teherán para que sea más transparente respecto a sus actividades nucleares. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó hoy el deseo de que el acuerdo alcanzado por Brasil, Turquía e Irán genere "la confianza" necesaria para resolver en la mesa de negociación la disputa sobre el programa nuclear iraní.

"Si se acepta y se implementa, puede ser una medida importante para generar confianza y abrir la puerta a una solución negociada del asunto nuclear iraní", dijo en una conferencia de prensa el máximo responsable de Naciones Unidas.

En su opinión, en "el centro" del contencioso de la comunidad internacional con Teherán se encuentra "la falta de confianza" entre las partes.

Ban indicó que conversó este lunes por teléfono con el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, al que Irán entregó también hoy una carta explicando el acuerdo que alcanzó hace una semana con Brasil y Turquía.

Bajo ese pacto, la República islámica accede a enviar a Turquía 1.200 kilos de uranio poco enriquecido para recibir al cabo de un año de Rusia combustible para un reactor científico.

En sus declaraciones a la prensa, Ban también resaltó su reiterado llamamiento a Teherán para que sea más transparente respecto a sus actividades nucleares.

"Permítanme recalcar de nuevo la importancia de la total cooperación de Irán con el OIEA y su cumplimiento de las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad", agregó.

El secretario general de la ONU, que el sábado se reunió con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en una visita a Estambul, indicó que también abordará esta semana el caso iraní con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante su participación en el III Foro de la Alianza de Civilizaciones en Río de Janeiro.

Al mismo tiempo, declinó manifestar su posición respecto a las negociaciones abiertas en el seno del Consejo de Seguridad de cara a imponer una cuarta ronda de sanciones a Teherán.

Un proyecto de resolución presentado el pasado martes por Washington cuenta con el apoyo de los cinco miembros permanentes del máximo órgano (EE.UU., Rusia, Francia, China y Reino Unido).

Brasil y Turquía, dos de los diez miembros no permanentes del Consejo, se oponen a las nuevas sanciones y defienden el acuerdo alcanzado con Irán como un "triunfo de la diplomacia".

Por otra parte, Estados Unidos y otras potencias occidentales creen que Irán sólo intenta, una vez más, ganar tiempo para poder continuar con sus aspiraciones de desarrollar armas nucleares.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad