Lunes, 24 de Mayo de 2010

Pida a los ejecutivos un deseo y buscan curas para los viajes

Reuters ·24/05/2010 - 18:00h

Al preguntar a las principales mentes en la industria de la tecnología que sueñen con el próximo dispositivo innovador del siglo XXII, más que visualizar un súper coche de carreras o un ordenador ultradelgado, se decantan por el hogar y la familia.

Como el personaje de George Clooney en "Up in the air" los ejecutivos cansados de viajar pueden acumular decenas de miles de kilómetros al año mientras buscan cerrar acuerdos y comprobar operaciones en localidades lejanas en todo el mundo.

Los ejecutivos que acudieron la semana pasada a la cumbre Reuters Global Technology compartían un amor por el hogar y un odio por los aeropuertos y varios dijeron que deseaban que la tecnología les trasportara rápidamente por todo el mundo y les permitiera estar en contacto con sus familias y empleados.

seis horas atravesando el viento. No es divertido"

Adam Klaber, de la unidad de servicios globales de International Business Machines, está de acuerdo. Quiere un teletransportador al estilo del de Star Trek.

"Pulsas un botón y te sitúa en otro lugar", declaró Klaber, mánager general de consultor y analíticas de IBM, en la cumbre celebrada en Nueva York. "Si podemos hacer eso, mi vida sería mucho mejor. Pulsas y estamos en Madrid y puedo cenar el domingo por la noche en casa con mi familia".

Un teletransportador ciertamente podría ayudar a Tom Kilroy, jefe de ventas y marketing de Intel, que a menudo se ve retrasado por el ritual de quitarse los zapatos y dejar el móvil, el cinturón y otros objetos en una caja en el aeropuerto para atravesar el control de seguridad, y responder a la pregunta: "¿Lleva algún metal?".

creo que en el futuro haría la vida mucho más fácil", declaró. "En su lugar, tenemos que esperar una larga cola (...) poder tener un tipo de dispositivo tecnológico para evitar todo eso. No creo que esté muy lejos"

Y una vez que estás en el avión, en busca de algo de paz y tranquilidad, a veces es necesario una tecnología que deshaga otra tecnología.

un dispositivo que bloquee el ruido de fondo", declaró Tod Nielsen, director de operaciones del fabricante de software VMware, que sufrió en un reciente viaje a Fráncfort un pasajero parlanchín justo al lado.

"Había WiFi en el avión (...) mientras yo trataba de dormir, él se pasa dos horas hablando por Skype. Hablando de un uso terrible de la tecnología. En aquel momento mi bloqueador del ruido de fondo habría sido mi dispositivo soñado", declaró Nielsen.

El deseo de dispositivo no para cuando llegan a casa. Por ejemplo David Weiden, socio de la compañía de capital riesgo Khosla Ventures, que invierte en el dispositivo móvil Jawbone y la aplicación popular para iPhone Tapulous, piensa en una solución para los padres con niños pequeños curiosos.

"Quiero un rastreador de niños", declaró Weiden, que tiene niños que no han empezado aún al colegio. "Casi todo el mundo que tiene hijos ha experimentado un momento en el que estás en un centro comercial y miras a tu alrededor y no ves al niño. Probablemente fue un minuto. pero pensé que eran 10, entré en un completo modo de pánico".

Pero no todo son viajes o niños. Johan Wibergh, director de la unidad de negocios de Ericsson, quiere inventar un modo de utilizar su móvil para comprobar por control remoto su frigorífico de modo que cuando vaya a la compra pueda saber si le hace falta leche o huevos, por ejemplo.