Lunes, 24 de Mayo de 2010

El dinero no puede comprar la felicidad, pero ayuda

Reuters ·24/05/2010 - 15:42h

El dinero no puede comprar la felicidad, pero para muchos estadounidenses parece que ayuda.

Aunque un tercio de los encuestados en un sondeo de Harris se describió como muy feliz, el número varió del 28 por ciento de quienes tenían unos ingresos anuales medios de 35.000 dólares (unos 27.800 euros) al 38 por ciento de los que llevaban a casa 75.000 dólares o más al año.

"El dinero supone una pequeña diferencia", dijo Regina Corso, directora de Harris Poll. "No es una diferencia enorme pero cuando vemos que el 82 por ciento de quienes tienen un nivel inferior de ingresos no son muy felices, creo que eso dice mucho", añadió.

El sondeo también mostró que las mujeres casadas tendían a estar más contentas que las solteras y que los hombres. El número de personas felices ha caído ligeramente frente a años anteriores.

"Apenas un tercio de los estadounidenses dice estar muy feliz este año. Es una tendencia ligeramente a la baja frente al año pasado y el anterior, cuando esa cifra fue del 35 por ciento", dijo Corso.

Los hallazgos de Harris están basados en una encuesta online a 2.755 personas a las que se le preguntó sobre sus relaciones con familias y amigos, frustraciones laborales, tiempo para sus aficiones, preocupaciones sobre salud, su situación financiera, sus creencias espirituales y su impacto en determinadas situaciones.

"Una de las cosas en la que apreciamos una gran caída frente al año pasado fue en que la población no siente que se esté escuchando su voz en la toma de decisiones nacionales", dijo Corso.

"Ocurrieron cosas a su alrededor sobre las que no tuvieron control", añadió en una entrevista.

Sin embargo, uno de los puntos más positivos en el sondeo fue la relación con familia y amigos. Casi dos tercios de los estadounidenses estuvo de acuerdo con que los lazos eran importantes y que representaban una fuente de felicidad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad