Lunes, 24 de Mayo de 2010

Reino Unido anuncia una primera ronda de recorte de gastos

Reuters ·24/05/2010 - 15:10h

Reino Unido anunció el lunes recortes de gasto por 6.200 millones de libras (unos 7.100 millones de euros) para este año, sumándose a otros países europeos que también han lanzado planes de austeridad, y advirtió de que en los presupuestos del mes próximo podría haber un ajuste mayor.

Los analistas dijeron que los recortes, que estuvieron en línea con lo esperado, son una buena señal del compromiso del nuevo Gobierno con la reducción del déficit presupuestario récord, pero que se necesitaría un ajuste mucho mayor para preservar la calificación "AAA" de la deuda británica.

El viceministro de Finanzas, David Laws, dijo que las medidas buscaban "enviar una onda expansiva a través de las reparticiones gubernamentales", mientras que los sindicatos denunciaron que el plan perjudicará los servicios públicos, dañará la economía y pondrá en peligro riesgo miles de empleos.

El ministro de Finanzas, George Osborne, declaró que la nueva coalición de conservadores y liberales que asumió hace menos de dos semanas, no se desviaría de su objetivo principal de reducir el déficit público, que marcha cerca del 11 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

Las medidas británicas se conocen después de que otros países europeos, como España y Portugal, anunciarán también su propio plan de ajuste para tratar de convencer a los mercados de que podrán reducir sus elevadas deudas.

Los costes de endeudamiento de los países vulnerables de la zona euro se han disparado este año, mientras que en Reino Unido se han mantenido relativamente estables.

Los bonos del Gobierno británico subieron el lunes, dado que el mercado apoyó los planes de Osborne, mientras que la libra operaba mixta, subiendo frente al euro pero cayendo frente al dólar.

"Esta es la primera vez que este Gobierno anuncia decisiones difíciles sobre el gasto. No será la última", dijo Osborne en una conferencia de prensa.

El Partido Conservador de Osborne prometió en la campaña electoral comenzar con los recortes en el gasto durante el actual año fiscal. Sus socios en la coalición de Gobierno, los liberales-demócratas, habían dicho que una decisión de ese tipo pondría en riesgo la recuperación económica, pero una vez en el poder aceptaron el plan.

"Esta medida apunta a enviar una onda expansiva a lo largo de los departamentos del Gobierno, a concentrar a los ministros y a los empleados públicos para que vean si el gasto en estas áreas es realmente prioritario en los momentos difíciles que enfrentamos", dijo Laws.

"Cuanto más enérgicamente actuemos, más rápido y más fuerte superaremos estos tiempos difíciles", afirmó.

En una concesión a los liberales-demócratas, 500 millones de libras de las 6.200 millones a recortarse se reinvertirán en fondos para educación y vivienda social.

Pero el resto será usado para reducir el déficit.

Los organismos asesores del Gobierno -conocidos como "quangos"- perderían 513 millones de libras en financiamiento. Además, se congelarán las contrataciones de nuevos empleados y casi todas las dependencias estatales tendrán que encontrar dónde ahorrar.

Por ejemplo, el Ministerio de Negocios sufrirá un recorte de 800 millones de libras en su presupuesto.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad