Lunes, 24 de Mayo de 2010

Un estudio muestra un gran descenso de la mortalidad infantil

Reuters ·24/05/2010 - 13:49h

Por Maggie Fox

Un nuevo estudio concluyó que hay menos mortalidad infantil en el mundo y que las muertes de niños menores de cinco años descendieron en prácticamente todos los países.

Con un novedoso método que aparentemente es más completo y preciso que los anteriores, un equipo de la University of Washington aseguró que el número de muertes infantiles cayó desde 11,9 millones en 1990 a 7,7 millones en el 2010.

Los resultados son similares a los de un informe de septiembre pasado publicado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que mostró que una mejor prevención de la malaria y el uso de fármacos para proteger a los recién nacidos del sida hizo descender la mortalidad.

El documento decía que las muertes de menores de cinco años cayeron de 12,5 millones en 1990 a 8,8 millones en el 2008.

Sin embargo, las nuevas estimaciones sugieren que murieron 800.000 niños menos que los previstos por UNICEF.

"Las estimaciones previas habían mostrado que la mortalidad infantil había descendido lentamente y las muertes neonatales casi se habían congelado", dijo Julie Knoll Rajaratnam, que dirigió el estudio, en un comunicado.

"Pudimos doblar la cantidad de datos y mejorar la precisión de nuestras estimaciones, para encontrar que los resultados con niños son mejores hoy que en ningún otro momento de la historia reciente, especialmente en el primer mes de vida", señaló.

En todo el mundo, el equipo estimó que 3,1 millones de recién nacidos murieron el año pasado, además de 2,3 millones de bebés y 2,3 millones de niños de edades comprendidas entre 1 y 4 años.

En un artículo en la revista médica Lancet, Knoll y su colega Christopher Murray dijeron que la mortalidad entre los menores de cinco años está reduciéndose en todas las regiones del mundo, con aumentos únicamente en Suazilandia, Lesotho, Guinea Ecuatorial, Antigua y Barbuda.

Cada año, la mortalidad desciende más del 2 por ciento entre los más pequeños, añadieron.

"Uno de los grandes logros de los últimos 20 años ha sido este progreso increíble en países que históricamente han tenido la mortalidad infantil más alta del mundo", dijo Murray.

Algunos de los hallazgos, que están disponibles en http://www.healthmetricsandevaluation.org, son:

* En Etiopía, 202 de cada 1.000 niños nacidos murieron antes de los cinco años en 1990, una de las cifras más elevadas del mundo. Para el 2010, esa cifra descendió a la mitad, a 101 de cada millar.

* Singapur tenía una mortalidad de ocho niños muertos cada 1.000 en 1990, pero ahora tiene el índice más bajo del mundo, con sólo dos muertos menores de cinco años por cada 1.000.

* Estados Unidos está en el puesto número 42 del mundo, con una tasa de mortalidad hasta los cinco años de 6,7 de cada 1.000 en el 2010.

* Esa tasa es prácticamente la misma que en Chile, que tiene una tasa de 6,5 muertos por cada 1.000 y bastante por encima de la de Portugal, con 3,3, y Suecia, con 2,7.

En abril, el mismo grupo señaló que el sida, el tabaquismo y la obesidad estaban revertiendo el progreso en el aumento de la expectativa de vida y que la tasa de mortalidad adulta había empeorado en los últimos 20 años en 37 países.