Lunes, 24 de Mayo de 2010

El PP avisa de que no cambiará a los magistrados que propuso

Cospedal asegura que los conservadores no se opondrán a la renovación

·24/05/2010 - 15:10h

La secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, ha advertido hoy al PSOE que no busque ahora una nueva composición del Tribunal Constitucional (TC) para hacerlo "ad hoc" para el Estatuto catalán, pues en caso contrario estaría incurriendo en una actuación "pésima para la democracia española".

De Cospedal ha comentado las manifestaciones de algunos dirigentes del Gobierno y del PSOE, como el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, y la portavoz en el Senado, Carmela Silva, a favor de proceder ahora a la renovación del Constitucional para sustituir a los cuatro magistrados que debe designar el Senado que ya tienen el mandato caducado.

La 'número dos' del PP saca pecho: "Nosotros no tenemos que desbloquear nada"

En la conferencia de prensa posterior al Comité de Dirección del partido, la 'número dos' del PP ha avanzado que su partido no se opondrá a la renovación de los socialistas y ha hecho hincapié en señalar que, si el PSOE constata ahora esta pretensión, es porque reconoce que fue él el causante del bloqueo.

O bien porque quiere demorar la sentencia, lo que a su juicio supondría una "verdadera irresponsabilidad".

De Cospedal ha dejado claro que ni su partido ni los Parlamentos autonómicos que controla el PP cambiarán los nombres que propuso en su momento para cubrir dos de las cuatro vacantes que corresponden al Senado: Francisco José Hernando y Enrique López. Por ello, según sus palabras, los conservadores demuestran que no han variado de posición, algo que sí hace el PSOE.

Ha puntualizado que incluso las Cortes de Castilla-La Mancha, donde los socialistas tienen mayoría, estuvieron de acuerdo en uno de los dos aspirantes del PP, y por ello, acto seguido, ha culpado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber paralizado la renovación hace ya unos tres años.

Toda la culpa es del PSOE

Un proceso que, tal y como propuso el PSOE, dejaba en la decisión de los Parlamentos autonómicos la identidad de los magistrados y que conllevó la reforma del reglamento del Senado, siempre con la oposición del PP.

Pese a ello, según ha dicho De Cospedal, el Partido Popular siguió adelante y cumplió los nuevos requerimientos, hasta que Zapatero lo paralizó, ha sentenciado.

"El PP cumplió con sus compromisos, inició la renovación de los magistrados y los designamos. Nosotros no tenemos que desbloquear nada", ha resumido antes de sentenciar: "No está mal que el Partido Socialista reconozca por fin que la paralización de la elección de magistrados es sólo su responsabilidad y del presidente".

Tras reclamar una sentencia cuanto antes sobre el Estatuto de Catalunya, ha incidido en la oposición del PP a que cambie el Tribunal por conveniencia de una decisión sobre el texto catalán.

"Creemos que los mecanismos constitucionales no se pueden estar modificando según una sentencia que dictaminar", ha añadido.

Noticias Relacionadas