Lunes, 24 de Mayo de 2010

El PP mantiene intacto en público su apoyo a Camps

"El respaldo es el mismo que hace una semana", dice la número dos de Rajoy

Y. GONZÁLEZ ·24/05/2010 - 14:56h

EFE - La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

"La dirección nacional del PP mantiene exactamente igual lo que les dije hace una semana sobre el apoyo a Francisco Camps". Con estas palabras intentó ayer la número dos del PP salir al paso de las preguntas sobre el respaldo de la dirección nacional de su partido al president de la Generalitat, imputado por cohecho impropio, y sobre la posibilidad de que este sea obligado a dimitir si llega a sentarse en el banquillo por el caso de los trajes.

Hace una semana, momento al que se refirió María Dolores de Cospedal en la rueda de prensa posterior al comité de dirección de los conservadores, no se conocía todavía la redacción íntegra de la sentencia en la que el Supremo ordenaba reabrir la causa contra Camps. Esta se conoció el pasado martes. Y afirmaba extremos tan contundentes como que "los regalos de las prendas de vestir aparentemente se hicieron de forma repetida, con aparente opacidad y sin que en este momento conste otra justificación que la atención a la función pública desempeñada por sus perceptores".

La secretaria general recuerda al president que el líder del PP es Rajoy

Postura esquiva

Pese a que la sentencia desmonta uno a uno los argumentos con los que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad decidió dar carpetazo al caso en agosto pasado, la dirección nacional del partido ha decidido, al menos en sus declaraciones públicas, seguir apoyando a uno de sus barones regionales con más peso electoral. Pero Cospedal fue poco más allá. Y se mostró esquiva y más fría de lo habitual con el resto de preguntas relacionadas con Francisco Camps, imputado por cohecho impropio, aunque el PP se resiste a reconocerlo.

En este sentido, evitó entrar en la cuestión de por qué la cúpula del partido evitó arropar al president en el acto celebrado el sábado en Valencia. "El PP este fin de semana ha celebrado un acto nacional [una caracolada en Lleida] donde estaba el presidente nacional y muchos actos autonómicos y locales", dijo intentando diferenciar el rango de las distintas citas convocadas por los conservadores. "No tengo que juzgar. Todos [los actos] me parecen muy bien siempre que tengan el objetivo claro de defender el mensaje del PP y en todos se ha hecho", añadió.

Cospedal se niega a hacer de "intérprete" de las palabras de Camps

No obstante, intentó dejar claro que el PP tiene un líder, sólo uno. Y que este es Mariano Rajoy. Lo hizo cuando fue preguntada sobre las declaraciones del sábado del propio Camps en las que achacaba el estallido del caso Gürtel al hecho de que él hubiera asumido el reto de encabezar el PP nacional.

"Todos saben que el líder del PP es Mariano Rajoy, y buscar y rebuscar para encontrar contradicciones internas en este sentido no vale la pena", recalcó.

Lo que no quiso entrar a valorar es si la actitud de Camps y sus declaraciones de los últimos días son buenas para la imagen del partido. "No tengo nada que comentar acerca de sus declaraciones. Ni tengo que hacer de intérprete. Y no lo voy a hacer, por responsabilidad y por respeto al señor Camps", insistió.

Dirigentes del partido se lamentan del desgaste que supone esta causa

La estrategia

Hasta la fecha, la dirección nacional del Partido Popular no ha conseguido acallar el malestar interno por las consecuencias que puede tener para el partido que Camps acabe sentado en el banquillo por haber aceptado regalos de los cabecillas de la trama Gürtel.

Las fuentes consultadas se muestran convencidas de que, llegado este momento, si el president no decide quitarse del medio voluntariamente, el equipo de Rajoy se encargará de que dé su brazo a torcer. "El problema es el desgaste al que el caso Gürtel nos somete a diario. Y, para el futuro, el caso de Camps no pinta mucho mejor", añade un dirigente regional.

Por su parte, el portavoz económico de los conservadores, Cristóbal Montoro, fue ayer un poco más lejos que la secretaria general en sus declaraciones al sostener que "habrá que hablar y debatir" en el supuesto de que Camps sea procesado. No obstante, puntualizó que este hecho aún "no se ha producido".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad