Lunes, 24 de Mayo de 2010

Montilla reclama respeto a Catalunya para no romper el pacto constitucional

El presidente de la Generalitat defiende en el Senado la renovación del TC y el actual Estatut

PÚBLICO.ES ·24/05/2010 - 10:46h

Defensa de la España plurilingüe, federal y respetuosa. Esos han sido los tres argumentos esgrimidos por el presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, durante su intervención en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado para defender el Estatut de Catalunya y criticar al Constitucional, un tribunal "que tiene erosionada su autoridad moral", ha señalado.

"No tengo la más mínima intención de ir ni un milímetro más allá de la Constitución ni tampoco de quedarme ni un milímetro antes del Estatut", ha abundado para advertir: "Está en juego el sentido del alcance del propio pacto constitucional, cuando en nombre de la Constitución se pretende revertir su espíritu", afirmó.

Montilla, que durante su intervención ha utilizado el castellano, el gallego, el euskera y el catalán, ha aclarado desde el primer minuto que acudía al Senado "a hablar de Catalunya, pero hablar de Catalunya es hablar de España y de su futuro".

El president se ha lamentado de los juicios peyorativos que hacen al catalán los que pretenden poner precio a la pluridad lingüística y que, a su juicio, anhelan una España uniforme.  A su juicio, "tristemente, algunos todavía están lejos de asumir la pluralidad lingüística", que, como ha recordado, llegó a defender la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, cuando presidió el Senado.

"El TC tiene erosionada su autoridad moral"

Magistrados caducados

Ya metido de lleno en el Estatut, Montilla ha reclamado la "urgente renovación de los cuatro magistrados del Constitucional con madanto caducado". El guante lanzado por el presidente catalán ha sido recogido por el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, quien ha revelado que la intención del Gobierno es que "se inicie lo antes posible el proceso de renovación" de los magistados, "de manera que pueda convocarse lo antes posible la comisión de nombramientos" del Senado.

El vicepresidente, que como representante del Gobierno puede intervenir en el debate cuando lo desee, ha reconocido que aunque el TC goza de "plena legitimidad", su actual situación de bloqueo es "anómala y extraña", y sólo es "imputable" a los partidos, que deberían haber llegado a un acuerdo pero no han sido capaces de lograrlo.

"Estamos en una situación bastante anómala" que afecta a la mitad de sus miembros, ha refrendado Montilla, al tiempo que ha criticado las filtraciones a los medios de comunicación de las fracasadas ponencias y los debates que se ha abierto en la sociedad a cuenta de la filiación política de los miembros.

El Constitucional, ha remarcado, "está legalmemnte facultado para ejercer su función, pero tiene erosionada su autoridad moral". 

Todo ello representa un factor de incertidumbre sobre el futuro del Estatut y sobre el propio gobierno de Catalunya. El Estatut ha sido aplicado desde 2006 "sin ningún tipo de conflicto" y sin que se cumplieran las profecías apocalípticas lanzadas desde la bancada del 'España se rompe'.

De hecho, Montilla ha recordado que el texto catalán ha servido de ejemplo y referencia en las reformas estaututarias de otras comunidades autónomas. Unos estatutos que, "por cierto, no han sido objeto de recurso ante el TC" y no han resquebrajado España. Parece, ha dicho, que sólo es desintegrador "lo que proviene de Catalunya".

El Estatut se ha aplicado desde 2006 "sin ningún tipo de conflicto"

Montilla ha criticado directamente al PP por bloquear la renovación de los magistrados, el mismo partido que, ha recordado, fue el que presentó el recurso ante el TC, "que nunca se debería haber presentado", ha subrayado.

"No negamos la función del TC, sino que la ejerza con naturalidad, sin sombra de sospecha sobre su parcialidad". La justicia no sólo debe ser independiente, sino además parecerlo, ha comentado recurriendo a las palabras del político de CDC Miquel Roca.

Durante su intervención, Montilla ha contado con el respaldo de los máximos responsables del tripartito: el presidente del PSC y vicepresidente de la Cámara Alta, Isidre Molas, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, y el presidente de Iniciativa por CataluñaVerdes (ICV) y consejero de Interior, Joan Saura, además de por el vicepresidente catalán, Josep Lluis Carod-Rovira (ERC).

Montilla ha reprochado la ausencia de varios presidente autónomicos. Precisamente aquellos, ha señalado, "que hablan tanto de España".

Orden del día

Según el orden del día establecido, será el primero en intervenir ante la Comisión -que por primera vez en su historia se reúne a petición de un presidente autonómico- y dispondrá de quince minutos para exponer su postura sobre la sentencia del Estatut.

A continuación, hablarán los representantes autonómicos, en orden protocolario: en primer lugar los presidentes de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y Baleares, Francesc Antich, a los que seguirán los consejeros de Presidencia del País Vasco, Galicia, Andalucía, Asturias, Cantabria, Rioja, Murcia, Valencia, Aragón, Castilla la Mancha, Canarias, Navarra, Madrid, Castilla y León, Ceuta y Melilla.

Todos ellos dispondrán de diez minutos cada uno, mientras que Montilla tendrá además un segundo turno de intervención de cinco minutos para responder a las autonomías, una novedad en el orden del día acordado por los grupos parlamentarios de la Comisión.

En representación del Gobierno estará el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, que puede intervenir en cualquier momento del debate.

Tras los representantes de las autonomías se ha habilitado un turno de tres minutos para los senadores que se hayan inscrito previamente en el registro de oradores, que precederá al de los portavoces de los grupos parlamentarios. 

Noticias Relacionadas