Lunes, 24 de Mayo de 2010

El Inter, listo para las despedidas tras una temporada perfecta

Reuters ·24/05/2010 - 05:32h

El título del Inter de Milán en la Liga de Campeones llega cuando varios de sus jugadores parecen haber alcanzado el pico de sus carreras, y con el técnico José Mourinho cerca de marcharse tras una temporada que será difícil de repetir.

El delantero argentino Diego Milito, quien anotó los dos goles del triunfo 2-0 en la final del sábado ante el Bayern de Múnich en Madrid, fue el principal responsable del triplete sin precedentes logrado por el Inter y se ubicó en un lugar de honor en el mundo del fútbol pese a tener 30 años.

Repetir su exitosa primera temporada en el club, en la que marcó 22 goles en la Serie A y además fue autor de otros valiosos en la final de la Copa Italia y en el último encuentro de liga, parece casi imposible.

Elegido jugador del partido en el Santiago Bernabéu, Milito comprendió que alcanzó lo máximo y evadió el tema sobre si continuará en el Inter.

"Estoy muy contento en el Inter, pero tengo que analizar mi futuro", dijo en una conferencia de prensa el artillero que jugará el Mundial de Sudáfrica con la selección argentina.

"Conseguimos algo histórico que nunca había pasado en el fútbol italiano. Pero todavía no entendimos verdaderamente lo que logramos", agregó.

Por su parte, Mourinho mostró su típica faceta enigmática tras haberse convertido en el tercer entrenador que gana una Liga de Campeones con dos clubes diferentes.

El portugués insinuó que está a punto de dirigir al Real Madrid, sin asegurar que se irá de Italia pero remarcando una vez más lo complicada que es la vida de un técnico en una atmósfera crítica y cínica.

Los aficionados del Inter creen que este es el final de la relación con el luso y su alejamiento tras dos temporadas los preocupa debido a que implicará el cierre de una era exitosa.

FECHA DE VENCIMIENTO

El perenne capitán Javier Zanetti, quien con 36 años es un magnífico ejemplo de dedicación y trabajo, quizá no pueda evolucionar mucho más, al igual que su compatriota argentino Esteban Cambiasso, de 29, y el serbio Dejan Stankovic, de 31.

La solidez defensiva aportada por el brasileño Lucio y el argentino Walter Samuel en la zaga central y por Júlio César en la portería, también tiene fecha de caducidad, y Mario Balotelli es tal vez una de las pocas promesas a futuro en la plantilla.

El mayor temor de los aficionados del Inter será que Mourinho intentará llevarse consigo a varios de los mejores jugadores del equipo si se va a Madrid, con el centrocampista holandés Wesley Sneijder viendo con buenos ojos una nueva oportunidad en el Bernabéu.

Aunque aún es algo prematuro, el Inter sabe que un adiós a Mourinho y la consecuente incertidumbre no le permitirá siquiera soñar con repetir los éxitos consecutivos de la década del 60, cuando ganó la copa europea en 1964 y 1965.

El conjunto "nerazzurro" debió esperar mucho tiempo para un tercer título en la competición, y el presidente Massimo Moratti tratará de saborear este triunfo lo más posible, incluso aunque Mourinho arruine la fiesta con su marcha.

La victoria del Inter aseguró a Italia el cuarto cupo de clasificación a la Liga de Campeones 2011-12, ya que un triunfo del Bayern habría dado ese lugar a un equipo alemán debido a las reglas de coeficiente de la UEFA.

Ante el posible adiós del entrenador portugués, medios ya han hablado de sustitutos: el técnico del Liverpool, el español Rafael Benítez, o el ex entrenador de Rusia Guus Hiddink.

Quienquiera que llegue al banquillo la próxima temporada, tendrá la difícil misión de heredar quizá la mejor campaña de la historia del equipo "nerazzurro".