Lunes, 24 de Mayo de 2010

Corea del Sur llevará el caso del buque hundido a la ONU

Seúl rompe las relaciones comerciales con Corea del Norte hasta que se disculpe y aclare lo sucedido en marzo

REUTERS ·24/05/2010 - 05:14h

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, durante su discurso televisado a la nación. AFP

Corea del Sur suspendió el lunes el comercio y el acceso a sus aguas a Corea del Norte y exigió que Pyongyang se disculpe por el hundimiento de un buque de su Armada en marzo. El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, dijo que llevaría el asunto al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"Insto solemnemente a las autoridades de Corea del Norte [...] a disculparse inmediatamente ante la República de Corea y la comunidad internacional", dijo Lee en un discurso televisado a todo el país.

A finales de la semana pasada, un equipo de investigadores internacionales acusó a Corea del Norte de lanzar en marzo un torpedo contra la corbeta Cheonan, matando a 46 marineros.

"La meta de Corea del Norte es instar a la división y al conflicto", sostuvo Lee, hablando desde el memorial de guerra en la capital, Seúl. "Ahora es tiempo de que el régimen de Corea del Norte cambie", advirtió.

Lee, sin embargo, prometió que mantendría la ayuda para los niños norcoreanos y no cerró un polígono industrial conjunto dentro de Corea del Norte, el único rastro importante de la relación económica entre ambos países.

Los temores de que la retórica cada vez más agresiva se convierta en un conflicto abierto en la dividida península de Corea han pesado sobre los inversores en Corea del Sur. El won cayó más de un dos por ciento a un mínimo de ocho meses en las primeras operaciones, aunque posteriormente se recuperó un poco.

Clinton presiona a Pekín

China teme que EEUU despliegue al Ejército para amenazar a Pyongyang

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien está de visita en Pekín, instó a China a cooperar ante el desafío que representa el hundimiento del Cheonan. Estados Unidos está presionando a China para que su sume a la condena internacional contra Corea del Norte.

Hasta el momento, Pekín ha evitado culpar a Pyongyang, diciendo que hará su propia evaluación sobre por qué se hundió el buque.

Analistas dicen que Pekín está temeroso de que cualquier acción pueda provocar el colapso de Corea del Norte, extendiendo el caso hacia su territorio y, quizás, llevando a la entrada de soldados estadounidenses al norte de la península cerca de su frontera.

Noticias Relacionadas