Lunes, 24 de Mayo de 2010

Las tortugas españolas también peligran

El 80% de estos reptiles provienen de la costa de Florida

MARTA DEL AMO ·24/05/2010 - 08:20h

AP - Un caballito del diablo afectado por el vertido en Venice (Luisiana).

Miles de kilómetros separan a España de la zona del vertido de BP. Aunque a priori este dato resulta tranquilizador para los ecosistemas españoles, la naturaleza no entiende de fronteras ni de barreras legales. Un estudio de la Estación Biológica de Doñana (EBD) publicado en la revista Conservation Genetics asegura que el 80% de las tortugas que se bañan en aguas españolas proceden de la costa de Florida, una zona sobre la que se cierne la amenaza de la llegada del vertido.

Los últimos datos de la Administración Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA) indican que la mancha de crudo "acaba de entrar en contacto con la corriente marina loop, o está a punto de hacerlo". Esta masa de agua es uno de los ramales más importantes de la corriente del golfo de México que recorre las costas de Yucatán, Cuba, Luisiana y finalmente Florida. El fenómeno amenaza la supervivencia de las ya esquilmadas tortugas. Según un informe de la Universidad de Florida, en los últimos cinco años la cantidad de tortugas reproductoras ha descendido en más del 50%, con la consecuente reducción de las nuevas generaciones.

Consecuencias a largo plazo

Una tortuga tarda entre 15 y 20 años en alcanzar la edad adulta y a partir de ahí dispone de otros 15 años de época reproductora. "Si el petróleo afecta a las madres, la reducción poblacional se notará dentro de unos 30 años", asegura el investigador de la EBD y autor del estudio, Adolfo Marco.

No obstante, el crudo también puede acabar con la vida de las jóvenes, lo que adelantaría la aparición de los efectos del desastre. "Además, el petróleo puede quedar atrapado en la arena, donde estos reptiles establecen sus nidos", explica. Si se suman todos estos impactos, "las consecuencias finales pueden ser terribles", añade.

Desde el pasado 30 de abril, 10 días después de que tuviera lugar la explosión de la plataforma petrolífera, al menos 150 tortugas han aparecido muertas en las costas de Luisiana, Misisipi y Florida. Aunque aún se está estudiando la causa de la muerte de los animales, "todo indica que es consecuencia del petróleo, ya que los cadáveres no presentan otros síntomas", señala Marco. "Además, la cifra es muchísimo más alta de lo habitual", concluye.

Noticias Relacionadas