Domingo, 23 de Mayo de 2010

Cualquier excusa es buena para dejarse ver en Cannes

EFE ·23/05/2010 - 16:42h

EFE - La cantante y actriz estadounidense Jennifer Lopez el pasado 20 de mayo en la gala amfAR del Cine contra el Sida en el hotel du Cap, Eden Roc de Antibes (Francia), evento que forma parte de la 63 edición del Festival de Cannes. EFE/Archivo

Diferentes personalidades del mundo del cine, la moda, la música o el deporte, como Penélope Cruz, Jennifer López o Fernando Verdasco, pasearon sus encantos por la Costa Azul y se dejaron ver por Cannes, y eso que no presentaban película alguna.

Toda excusa es buena, ya sean galas benéficas, fiestas o, como en el caso de la actriz de "Desperates Wives" ("Mujeres desesperadas"), Eva Longoria, el hecho de ser la imagen de una marca, en este caso de L'Oréal Paris, patrocinadora del Festival, que da acceso a la glamourosa alfombra roja.

También latina, sí, pero con un objetivo benéfico, Jennifer López acudió a la tradicional gala de amfAR, la Fundación para la Investigación sobre el sida, en compañía de su marido, el cantante Marc Anthony.

Allí coincidió con la "novia" de Spiderman, Kirsten Dunst, y con la alemana Diane Kruger, actriz de "Inglorious Basterds" ("Malditos Bastardos") de Quentin Tarantino presentada en competición el año pasado en el Festival de Cannes.

Estaban también en la gala del Hotel du Cap Eden Roc de Antibes Kristin Scott Thomas, quien fue compañera de reparto de Sergi López en "Partir", Michelle Williams, quien se dio a conocer con su papel en la serie de televisión "Dawson's creek", y el diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld.

Aunque todo el mundo esperaba a Sharon Stone, embajadora de amfAR, quien finalmente no se pudo desplazar a Cannes por cuestiones laborales: estaba en el rodaje en Bélgica de su próxima película, "Largo Winch 2".

La actriz Meg Ryan y la Reina Noor de Jordania se unieron en contra de la proliferación de armas nucleares y acudieron a Cannes en apoyo del documental "Countdown to zero", de la británica Lucy Walker.

La joyerías Chopard organizó, por su parte, una fiesta para celebrar el 150 aniversario de la casa e invitó a la oscarizada actriz francesa que dio vida a Edith Piaf en la gran pantalla, Marion Cotillard, además de a las polémicas Lindsay Lohan y Paris Hilton, y a la hija de Carolina de Mónaco, Charlotte Casiraghi.

Para apoyar a su novio, Javier Bardem, aspirante al premio de interpretación masculina por "Biutiful", Penélope Cruz evitó los flashes de los fotógrafos y sólo algunos pudieron verla de manera fugaz por la Croisette.

No así a Elsa Pataky, quien junto con Bigas Luna y su compañero de reparto en "Didi Hollywood", Paul Sculfor, conocido por haber mantenido sendas relaciones con Jennifer Aniston y Cameron Diaz, reunieron a la prensa de manera informal para dar detalles de su película.

La mexicana Salma Hayek posó con un vestido color burdeos antes de subir las famosas escaleras el día de la apertura del Festival junto con su marido, François-Henri Pinault.

Las modelos no quisieron perderse el Festival de Cannes y subieron las conocidas escaleras del Gran Teatro Lumière Naomi Campbell, Eva Herzigova, Eugenia Silva o Adriana Karembeu, entre otras.

Esta última compartió alfombra, aunque con varios minutos de diferencia, con su marido, el ex futbolista francés Christian Karembeu.

El mundo del deporte también contó con representación española en Cannes, en este caso con la del tenista Fernando Verdasco, mientras que el flamenco corrió por cuenta de Joaquín Cortés, al que se vio con su novia Elena Maruenda.

Los fans de "Lost" ("Perdidos") seguramente reconocieron a Evangeline Lilly -Kate Austen en la serie-, con un vestido verde y azul de Emilio Pucci que contrastaba con el rojo de la alfombra.

Cine, música y moda se unieron en la fiesta organizada por Chanel a la que acudieron Johnny Depp, quien interpretó recientemente al sombrerero loco en "Alicia en el país de las maravillas", de Tim Burton, con la cantante y actriz Vanessa Paradis.

El francés Vincent Cassel tampoco quiso perderse el evento y se pudo ver además a Gerard Butler, el actor escocés de "300", además de a Benicio del Toro, miembro del jurado de este año y al que sus fans asediaron para obtener su autógrafo en la puerta del lujoso Hotel Martínez.