Domingo, 23 de Mayo de 2010

Operación de limpieza en Bangkok; la bolsa reabrirá el lunes

Reuters ·23/05/2010 - 08:40h

Las autoridades de Tailandia lanzaron el domingo una gran operación de limpieza en el distrito comercial de Bangkok, mientras la ciudad se prepara para reanudar los negocios después de los peores disturbios en su historia moderna.

La bolsa de valores de Tailandia y otros mercados financieros reanudarán sus operaciones completas el lunes, después de permanecer cerrada jueves y viernes debido a una serie de incendios y batallas callejeras iniciadas después de que el Ejército dispersara a miles de manifestantes opositores al Gobierno.

"Nuestro sistema de trabajo y los de nuestros miembros están listos para reanudar las operaciones", dijo el presidente de la bolsa de valores de Tailandia, Patareeya Benjapolchai, en un comunicado el domingo.

Las acciones de Tailandia y la moneda baht podría sufrir una caída, debido al aumento del riesgo local y a que los mercados aún deben ponerse al día con las caídas en la región debido a la crisis de la zona euro.

Oficinas de Gobierno y escuelas también tienen previsto volver a funcionar el lunes, pero un toque de queda en la ciudad y otras 21 provincias se extendió el domingo durante dos noches más.

Al menos 54 personas murieron y más de 400 resultaron heridas desde el 14 de mayo. Cerca de 40 grandes edificios de la ciudad sufrieron incendios y los sectores del turismo y los negocios minoristas se han visto devastados.

"La situación debería volver a la normalidad desde mañana, cuando el tráfico regrese a las calles y se vuelvan a abrir las escuelas y agencias del Gobierno", dijo el primer ministro Abhisiti Vejjajiva en un discurso regular transmitido a todo el país.

Abhisit dijo que el toque de queda debería seguir en vigor dos noches más, como medida de precaución, pero que sólo duraría cinco horas en lugar de ocho.

"El Gobierno está alcanzando un equilibrio entre restaurar la confianza del público sobre la seguridad y minimizar el impacto del toque de queda sobre las personas inocentes", afirmó.

"La policía dijo que un hombre armado disparó una pistola dentro de un banco en los suburbios de la ciudad en las primeras horas del domingo, pero no hubo víctimas. Aparentemente se trató de un hecho aislado, dijo un responsable.

Salvo ese incidente, la ciudad de 15 millones de habitantes parecía ansiosa por volver a su rutina habitual.

Miles de voluntarios, incluidos cientos de estudiantes de secundaria, fueron al distrito comercial con escobas y bolsas de basura, y recogían desechos y borraban los lemas pintados en las murallas.

"Es muy molesto, fue una pesadilla en Bangkok", dijo uno de los estudiantes de la escuela Triam Udom Suksa, considerada una de las más prestigiosas de la ciudad.

"Estoy triste, pero la haremos vivir de nuevo", agregó.

LOS SOLDADOS SE RETIRAN

Los soldados se habían retirado casi por completo desde Bangkok y los puntos de control restantes fueron entregados a la policía.

Los sistemas de Skytrain y el metro subterráneo reiniciaron sus servicios básicos, con coches casi vacíos que transitaban sobre el devastado distrito comercial de la ciudad, que fue ocupado por manifestantes de los camisas rojas durante más de dos meses.

Los trabajadores estaban levantando una barrera de metal en torno a las ruinas del Central World, el segundo mayor centro comercial del sudeste de Asia, que fue incendiado durante los disturbios.

Los camisas rojas, en su mayoría gente pobre del campo y la ciudad, exigen nuevas elecciones, y dicen que Abhisit carece de un mandato popular y que fue puesto en el poder por el Ejército y la elite de Bangkok que los ha privado del derecho a voto.

Abhisit dijo en su discurso que no desea permanecer en el poder el resto de su mandato, que se extiende hasta 2012, pero no confirmó si sigue sobre la mesa una oferta de elecciones anticipadas en noviembre que hizo anteriormente a los camisas rojas.

Los manifestantes había rechazado esa oferta.

"Ahora depende de mí el decidir si esas elecciones son apropiadas (...) No sé qué va a ocurrir a continuación, mientras algunas personas han prometido seguir con su lucha, llamando a la reanudación de la protesta en junio", dijo Abhisit.

Los líderes de los camisas rojas han dicho que retomarán las protestas fuera de Bangkok el próximo mes, pero el Partido Puea Thai, el mayor de la oposición, dijo que presentaría una moción de censura contra el Gobierno en una sesión especial del lunes.