Domingo, 23 de Mayo de 2010

La trama de blanqueo de Alavedra partía del paraíso fiscal de Belice

Los investigadores siguen el rastro de cuatro millones de dólares de su esposa en las Islas Caimán

PEDRO ÁGUEDA ·23/05/2010 - 08:00h

manu fernández - Macià Alavedra, a su salida de prisión, el pasado diciembre.

El antiguo conseller de Economia y Finanzas catalán Macià Alavedra se preocupó durante años porque una complicada madeja de sociedades, bancos y paraísos fiscales ocultasen quién era el verdadero propietario de sus fondos. Los registros practicados por la Guardia Civil en el domicilio que comparte en Barcelona con su esposa, Doris Malfeito, y en la empresa de su propiedad Versabitur SL han permitido a la Audiencia Nacional lanzar una investigación internacional en busca del dinero de las comisiones que el ex político de CiU cobraba presuntamente de la trama de corrupción destapada en la operación Pretoria.

El principal circuito de ocultación tiene su base en el paraíso fiscal de Belice. Allí está radicada la sociedad Ibero Service, de la que es último beneficiario Macià Alavedra i Moner, informaron a Público fuentes de la investigación. Para crear esta estructura societaria, Alavedra se apoyó en el banco portugués Millennium BCP, que cuenta con una filial en el también paraíso fiscal de Madeira.

La madeja societaria recuerda mucho la dela trama Gürtel'

De Portugal a Nueva Zelanda

A pesar de que el beneficiario del dinero de Ibero Services es Alavedra, la tenedora formal de las acciones de la compañía es una sociedad constituida en Nueva Zelanda. Esta empresa suscribió una declaración de transferencia de las acciones a favor del político catalán, pero donde debía ir su firma e identificación los investigadores sólo han encontrado un espacio en blanco. Macià Alavedra utilizó la filial del banco portugués en Madeira para invertir 290.337,69 euros en Ibero Services.

El Juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, del que hasta hace una semana era titular el juez Baltasar Garzón, y la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil rastrean el dinero de Alavedra en el exterior. El antiguo conseller está imputado por los delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales y tráfico de influencias, y pasó cinco semanas en prisión tras ser detenido en operativo lanzado el 27 de octubre de 2009. Salió en libertad el 8 de diciembre tras abonar una fianza de un millón de euros.

El antiguo conseller está imputado por blanqueo y tráfico de influencias

La madeja de sociedades para esconder el dinero recuerda mucho a la arquitectura financiera empleada por la trama Gürtel. No en vano, la investigación de la red liderada por Francisco Correa, Don Vito, y la que dirigía Luis García Sanz, Luigi, desde Santa Coloma de Gramenet, tienen una raíz común: el caso BBVA Privanza Jersey, en el que Garzón investigó a partir de 2000 tres bufetes de abogados especialistas en perder el rastro del dinero de sus clientes.

Otra de las vías de investigación abiertas en la Audiencia Nacional afecta de lleno a la esposa de Alavedra, Doris Malfeito, imputada por un delito de blanqueo de capitales. Según el juez, se dedicaba a "purificar los beneficios de las actividades presuntamente ilícitas" de su marido. Pues bien, de la documentación incautada se desprende que Malfeito invirtió cuatro millones de dólares antes de 2001 en un fondo domiciliado en las Islas Caimán. En 2003, la cantidad ya había disminuido casi a la mitad.

Uno de los caminos abiertos por la investigación conduce de nuevo a Madeira. Los agentes encontraron, entre la abundante documentación incautada al matrimonio, referencias a Buic Trading Marketing, de la que se desconoce el beneficiario pero que comparte representante con otra compañía de ese paraíso fiscal detrás de la cual aparece Lluis Prenafeta, el que fuera mano derecha de Jordi Pujol y que está imputado por los mismos delitos que Alavedra. Los investigadores tienen acreditado que Buic había recibió una inyección de dinero de una cuenta en un banco suizo cuyo titular es el propio Alavedra.

Además de los paraísos fiscales de Madeira e Islas Caimán, las pesquisas se extienden por el de Jersey y la más cercana Andorra. Reino Unido, Portugal y Estados Unidos también están implicados en la investigación de la trama Pretoria. La Audiencia Nacional levantó el secreto de sumario la semana pasada, pero la imposibilidad de escanear los 10.000 folios del sumario ha retrasado su publicación.