Sábado, 22 de Mayo de 2010

Etapa para Nibali y David Arroyo nuevo líder del Giro

EFE ·22/05/2010 - 18:59h

EFE - El ciclista italiano Vincenzo Nibali alza los brazos momentos después de adjudicarse en solitario la decimocuarta etapa del Giro de Italia, que cubría los 205 kilómetros entre Ferrara y Asolo, en la provincia de Treviso (Italia).

El italiano Vicenzo Nibali, del equipo Liquigas, se adjudicó en solitario la decimocuarta etapa del Giro, que unió Ferrara y Asolo-Monte Grappa, de 205 kilómetros.

La general, tras la primera jornada de alta montaña por los Dolomitas, la encabeza ahora el español David Arroyo (Caisse d'Epargne), seguido del australiano Richie Porte (saxo Bank) a 39 segundos. El también español Xavier Tondo (Cervelo) es tercero, a 2:12.

El primer contacto serio con la montaña sirvió para poner a cada cual en su sitio, ya que varios de los favoritos al podio final de la carrera, que en la jornadas anteriores no estuvieron nada finos, pasaron a un primer plano, como también lo hicieron varios jóvenes, en especial David Arroyo.

Nibali, curtido en muchas batallas y con la vitola de candidato al podio, invirtió en el trazado 4 horas, 57 minutos y 51 segundos, y tras él llegó su compatriota y compañero de equipo Iván Basso a 23 segundos, seguido del australiano Cadel Evans y el italiano Michele Scarponi.

Un poco más retrasado lo hacía el kazako Alexandre Vinokourov, a 1:33, y el grupo del nuevo líder David Arroyo, en el que también estaban los españoles Xavier Tondo y Carlos Sastre, lo hizo a 2:28 minutos.

El líder en la salida, el australiano Richie Porte, lo hizo a casi cinco minutos.

La jornada no tuvo desperdicio. De salida, miedo y respeto debido a los muchos kilómetros y el perfil quebrado, con un continuo subir y bajar con la ascensión al Monte Grappa, en cuyas primeras rampas se formó la escapada buena.

Poco ante de los primeros desniveles, se fueron el ganador del día, Nibali, Basso, Evans y Scaporni. Un ataque al que no reaccionaron los primeros de la general, especialmente los componentes del Saxo Bank del líder Richie Porte.

Varios ilustres, entre ellos el kazako Vinokourov y el español Carlos Sastros, quedaron intercalados entre el cuarteto de cabeza y el grupo de Porte.

En la ascensión a Monte Grapa, de 18 kilómetros, con desniveles que llegan en algunos tramos al catorce por ciento, se hizo la criba definitiva.

Nibali, Basso, Evans y Scarponi marcaron un buen ritmo y por la cima ya tenían minuto y medio sobre Vinokourov y Sastre, más de tres sobre el pelotón de Arroyo y casi cuatro sobre Porte.

La subida fue dura y la bajada complicada debido a la lluvia. El más astuto en el descenso fue Nibali, mientras que Arroyo, arriesgando lo justo, iba sacando segundos a su gran enemigo, Porte, que tenía que conformarse con ver la camiseta del español en las curvas.

Fue una etapa dura y de buen ciclismo en la que los italianos del Liquigas dejaron claro que no arrojan la toalla y tanto Nibali como Basso se encuentran en un excelente momento de forma, lo mismo que David Arroyo, que, bien arropado por sus compañeros, demostró que los puestos de honor están a su alcance en un Giro que está resultado un tanto desconcertante y abierto a todos los pronósticos.

Mañana se disputará la decimoquinta etapa, entre Mestre y Zoncolan, de 222 kilómetros, con los altos de la Sella de Chiazutan (2a.), Passo Durmón (especial), Vacalda ( 2a.) y la meta en el Alto de Zoncolan (1a.).