Sábado, 22 de Mayo de 2010

Los nuevos ministros británicos, en rápida visita a Afganistán

Reuters ·22/05/2010 - 10:09h

Ministros de la nueva coalición de gobierno del Reino Unido estaban el sábado en Afganistán para sostener negociaciones con el presidente Hamid Karzai y otros responsables sobre lo que posiblemente será el mayor tema de política exterior de Londres en los próximos años.

El secretario de Relaciones Exteriores William Hague, el secretario de Defensa Liam Fox, y el secretario de Desarrollo Internacional Andrew Mitchell se reunirán con Karzai y algunos de sus ministros, visitarán a las tropas británicas y también verán proyectos de desarrollo financiados por el Reino Unido, dijeron responsables.

La delegación llegó el sábado por la mañana en medio de una seguridad reforzada en la capital, Kabul, y también con la estrella del fútbol inglés David Beckham, que visitará a los soldados en sus campamentos.

La coalición de gobierno del Partido Conservador con los Liberales Demócratas, que se formó después de las elecciones del 6 de mayo, dice que su mayor prioridad de política internacional es la estrategia en Afganistán, donde el Reino Unido tiene a 9.500 soldados combatiendo a los insurgentes talibanes.

El líder conservador David Cameron dijo durante la campaña electoral que no fijaría un plazo artificial para retirar a las tropas británicas desde Afganistán, pero dijo que deberían comenzar a regresar a casa dentro de los próximos cinco años.

Fox dijo al periódico Times en Londres, sin embargo, que el Gobierno esperaba acelerar el proceso.

"Quiero hablar con la gente en el terreno, nuestros entrenadores, para ver si hay espacio para acelerar (el proceso) sin reducir la calidad", dijo Fox al Times.

Debe haber una distinción entre las metas militares y humanitarias, declaró al diario.

"No estamos en Afganistán por el bien de la política de educación en un país roto del Siglo XIII. Estamos allí para que la gente del Reino Unido y nuestros intereses en el mundo no sean amenazados", afirmó.

El contingente británico es parte de una fuerza dominada por Estados Unidos que se espera que aumente a 140.000 hombres dentro de pocas semanas.

Washington enviará más soldados a Afganistán para recuperar el control de zonas en manos de los insurgentes antes de comenzar una retirada prevista para julio de 2011.

"Nuestra prioridad más urgente es llegar a controlar la situación en Afganistán. Consumirá gran parte de nuestro tiempo, energía y esfuerzos", dijo Hague en un comunicado.

Fox sostuvo que quería ver la situación militar en terreno y reunirse con los comandantes militares y ministros afganos, mientras que Mitchell dijo que estaría buscando formas de mejorar la calidad y el impacto de la ayuda del Reino Unido en Afganistán.

Unos 285 soldados británicos han muerto en Afganistán desde 2001, cuando comenzó la misión de la OTAN.

La visita de los ministros se da después de un cambio en la estructura de comando de la OTAN en el sur de Afganistán anunciado el viernes. Casi todas las tropas británicas que luchan en Afganistán ahora responderán directamente al comandante estadounidense como parte de la reestructuración.