Sábado, 22 de Mayo de 2010

Mourinho confiesa su nerviosismo previo a la final de Champions

Reuters ·22/05/2010 - 09:45h

El entrenador del Inter de Milán, José Mourinho, se ha mostrado inusualmente reservado y predijo que tanto él como el técnico del Bayern de Múnich, Louis van Gaal, levantarán su segundo título de Liga de Campeones algún día, independientemente de lo que ocurra en la final del sábado.

Mourinho ganó el máximo trofeo europeo de clubes con el Oporto en 2004 y Van Gaal logró el título con el Ajax en 1995, por lo que ambos luchan por convertirse en el tercer técnico en conseguir una segunda Liga de Campeones con equipos distintos tras Ernst Happel y Ottmar Hitzfeld.

"Louis y yo continuaremos ganando en nuestro trabajo. El que no lo haga mañana lo hará en el futuro", dijo el viernes Mourinho en rueda de prensa, a la que acudieron periodistas de Rusia, África y China, entre otros.

El entrenador se mostró reservado en la víspera de lo que podría ser su mayor triunfo deportivo, dado que el Inter también está a punto de lograr un triplete, al igual que el conjunto alemán.

Las preguntas sobre su futuro, en medio de las informaciones respecto a que podría llegar al Real Madrid como nuevo entrenador después de la final, Mourinho los resolvió de forma tajante y sostuvo que está concentrado en el encuentro del sábado, ante el cual reconoció que estará nervioso.

"La presión la sentiré mañana. Mañana me levantaré y pensaré que en pocas horas jugamos la final de Champions", dijo.

"Mi corazón latirá un poco más rápido, mi temperatura corporal se elevará un poco. Más tarde, cuando llegue al estadio y baje del autobús, se acabará. Ya me sentiré en mi hábitat natural", agregó.

Mourinho siempre ha dicho que está descontento en el fútbol italiano a pesar de los dos campeonatos de liga consecutivos que ha ganado con el Inter y dijo que se tomará unos días después de la final para decidir si se queda.

"Mañana, cuando el juego termine, no podré decir si es mi último partido", comentó.

La nota de humor la puso un periodista ruso, que entregó una copa al portugués y éste a cambio le dio su chaqueta del Inter. Pero la verdad es que la rueda de prensa dada el mismo día por Van Gaal fue más brillante.

El entrenador luso, considerado el rey de la autoconfianza, opinó que el Bayern está siendo más arrogante, puesto que, a diferencia del Inter, ya estaba preparando los festejos.

"El Bayern ha organizado la celebración con camisetas (de campeones). El Bayern ha organizado un autobús descubierto. El Bayern ha planeado una fiesta. Nosotros (...) nada", dijo antes de la que podría ser una de sus últimas ruedas de prensa como técnico del equipo italiano.