Sábado, 22 de Mayo de 2010

El Gobierno tailandés habla sobre reconciliación nacional

Reuters ·22/05/2010 - 09:35h

El Gobierno de Tailandia hizo hincapié el sábado en la reconciliación nacional, después de las peores protestas en la historia moderna del país, pero no se comprometió a celebrar unas elecciones anticipadas como exigían los manifestantes de los "camisas rojas".

Los soldados seguían buscando explosivos y los bomberos mojaban los restos de un centro comercial de lujo incendiado, mientras Bangkok intenta rearmarse después de los disturbios e incendios que siguieron a la dispersión de los miles de "camisas rojas" por parte del Ejército.

El primer ministro, Abhisit Vejjajiva, habló el viernes sobre su plan de reconciliación en un discurso pronunciado a todo el país, pero no habló sobre unas elecciones en noviembre, que había propuesto a comienzos de mayo como una manera de poner fin pacíficamente a las protestas. Las elecciones no están previstas hasta fines de 2011.

"El plan de reconciliación en sí, se realizará como lo indicó el primer ministro, aunque la fecha de las elecciones dependerá de su discreción", dijo el portavoz de Gobierno Panitan Wattanayagorn a periodistas el sábado.

El ministro de Finanzas, Korn Chatikavanij, dijo el viernes que aún espera unas elecciones anticipadas, agregando que es altamente improbable que el Gobierno permanezca en el poder todo su mandato.

Una área de seis kilómetros cuadrados que se extiende desde el elegante distrito comercial de Bangkok, que los manifestantes contra el Gobierno habían ocupado, aún sigue bajo control militar, pero el portavoz del Gobierno dijo que el tráfico se reanudaría desde el domingo.

El portavoz también habló sobre la posibilidad de que se suspenda el toque de queda nocturno desde el sábado.

Los mercados financieros, que estuvieron cerrados jueves y viernes, posiblemente abrirán el lunes, aunque la decisión final aún se debe tomar en la bolsa de valores. Un incendio se registró en el edificio de la Bolsa Tailandesa durante las protestas y aún se están evaluando los daños.

CALLES REPLETAS

Las escuelas fuera de la zona central acordonada por soldados comenzarán el nuevo año escolar el lunes, con una semana de atraso. Aquellas dentro del perímetro tendrán que esperar otra semana.

Los sistemas del elevado Skytrain y el tren subterráneo permanecían cerrados y el tráfico presentaba grandes embotellamientos en el centro, mientras los conductores intentaban hallar una forma de rodear el área acordonada por las fuerzas de seguridad.

La operación militar comenzó antes del amanecer del miércoles, causando la muerte de al menos 15 personas y cerca de otras 100 heridos. El centro de Emergencias Médicas Erawan dijo que 53 personas habían muerto y que 415 resultaron heridas desde que aumentó la violencia el 14 de mayo.

Durante las protestas, las fuerzas de seguridad descubrieron cuatro vehículos con explosivos cerca del principal lugar de protesta.

Las protestas e incendios que siguieron a la disolución de la manifestación dejaron al Central World, el segundo mayor centro comercial del sudeste de Asia, en ruinas.

Los bomberos dijeron que aún permanecían en la zona el sábado, mientras los soldados aseguraban el área colindante, incluido el distrito comercial que permanecía efectivamente cerrado desde el 13 de abril, cuando miles de "camisas rojas" lo ocuparon.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad