Sábado, 22 de Mayo de 2010

Obama pide un estudio ético por la célula de Venter

Una comisión federal de bioética realizará un informe sobre las implicaciones del logro del padre del genoma

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·22/05/2010 - 08:00h

Obama entrega a Venter la medalla nacional de ciencia y tecnología de 2008, el 7 de octubre de 2009.

La Comisión Presidencial para el Estudio de Asuntos Bioéticos de EEUU (CSBI) tiene seis meses para hacer un informe para el presidente Barack Obama sobre la inclusión de ADN artificial en la célula de una bacteria. Este logro científico del equipo dirigido por Craig Venter, anunciado ayer, parece haber despertado algunos recelos en el presidente estadounidense.

Obama envió una carta a la profesora de Ciencia Política y presidenta del CSBI, Amy Gutmann, en la que pide un estudio sobre "las implicaciones de este hito" y el resto de avances que puedan surgir en el campo de la genética artificial. El estudio, al que el CSBI debe dar la máxima prioridad, tendrá que considerar todos los posibles beneficios médicos, medioambientales y de seguridad que pueden aportar estas investigaciones. Pero también tendrá que considerar "los potenciales riesgos para la salud o la seguridad", dice la carta del presidente.

El estudio analizará el impacto de estos experimentos en la salud y la seguridad

Aunque la célula inoculada con un cromosoma artificial es de una bacteria, la Mycoplasma mycoides, inocua, otras del mismo grupo son patógenas. Para el profesor de investigación del CSIC y miembro del Grupo Europeo de Ética Pere Puigdomènech, la cuestión prioritaria no es la ética sino la seguridad. "Se podrían crear bacterias patógenas para nuevas aplicaciones y eso sí sería preocupante", dice.

Obama acaba la carta haciendo una llamada a la prudencia: "Con la experiencia colectiva de la Comisión en los campos de la ciencia, la política y los valores éticos y religiosos, estoy seguro de que llevarán este encargo con el cuidado y la atención que merece".

Cautela religiosa

El Vaticano, celoso vigilante de la experimentación genética, no se ha mostrado excesivamente preocupado esta vez. El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, se limitó a decir que "es necesario esperar para saber más del tema". En L'Osservatore Romano, periódico oficial de la Santa Sede, el profesor Carlo Bellieni reconoció que era un logro científico "pero en realidad no se ha creado vida", aseguró. Otro creyente y científico, el profesor de Microbiología César Nombela, coincide con Bellieni. "Si crear vida lo entendemos a partir de elementos inanimados, esto no es vida, la célula ya existía", explica.

Para Puigdomènech, la relativa indiferencia religiosa de esta ocasión puede residir en que se trata de una bacteria. "El Vaticano se preocupa de todo lo que afecta al genoma humano", dice. "Si fueran cromosomas humanos, se opondría". Para este profesor, la polémica filosófica está superada: "La vida se basa en física y química".

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad