Viernes, 21 de Mayo de 2010

El Viagra podría duplicar el riesgo de perder la audición

Reuters ·21/05/2010 - 18:46h

Por Frederik Joelving

¿Vale la pena una erección a cambio de perder la audición?

Un nuevo estudio en Estados Unidos sugirió que los hombres que toman Viagra (sildenafil), de Pfizer, o fármacos similares para la disfunción eréctil tendrían el doble de riesgo de sufrir un deterioro de la audición, lo que coincide con una advertencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Ensayos en ratones habían demostrado que tomar altas dosis de Viagra dañan la audición, pero sólo se describieron algunos casos anecdóticos en seres humanos.

El estudio, sobre una muestra de hombres estadounidenses de más de 40 años, reveló que un poco más de uno de cada seis que no tomaron esos fármacos, como Cialis, de Eli Lilly, eran sordos o tenían problemas de audición.

Sin embargo, uno de cada tres tenía pérdida auditiva, dijo a Reuters Health el epidemiólogo Gerald McGwin, de la University of Alabama, en la Escuela de Salud Pública Birmingham.

Aun tras considerar otros factores asociados con la disminución auditiva, los hombres que mostraban problemas para oír seguían teniendo dos veces más posibilidad de usar Viagra, dijo McGwin. Los resultados aparecieron en Archives of Otolaryngology--Head & Neck Surgery.

De todos modos, el experto opinó que se necesitan más estudios para confirmar estos resultados.

Los fabricantes de esos fármacos ya incluyen una "caja negra" para advertir la potencial pérdida de la audición. Pero las nuevas conclusiones ampliaron esa preocupación, dijo el doctor James E. Saunders, otorrinolaringólogo del Centro Médico Dartmouth Hitchcock, en Lebanon, New Hampshire.

"Antes de este estudio, el foco siempre había estado en la pérdida súbita de la audición", dijo Saunders, que no participó en el trabajo. "La investigación sugirió que existe una acumulación de cambios en el tiempo".

Si bien señaló que el estudio confiaba en la autodescripción de la pérdida auditiva, por lo cual se lo calificó de impreciso, sostuvo que los resultados permiten aconsejar que los pacientes con disminución auditiva no tomen esos fármacos.

En los hombres sin problemas auditivos y con disfunción eréctil, agregó que lo importante es comparar el potencial efecto adverso con el problema real.

"Es una decisión difícil, según los pocos pacientes con los que lo conversé", dijo Saunders.

FUENTE: Archives of Otolaryngology--Head & Neck Surgery, del 2010.