Viernes, 21 de Mayo de 2010

Alemania aprueba su aportación al paquete gigante de rescate del euro

EFE ·21/05/2010 - 16:49h

EFE - La ministra española de Economía y presidenta de turno del Ecofin, Elena Salgado (c), habla con el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy (d), al inicio de la primera reunión del grupo especial encargado de proponer una reforma de las reglas que gobiernan la unión monetaria para garantizar su supervivencia, en Bruselas, Bélgica. EFE/Archivo

Con la sanción por parte del Bundestag y el Bundesrat, las cámaras baja y alta germanas, Alemania aprobó hoy su aportación al paquete de ayudas para el rescate del euro, de nuevo por el procedimiento de urgencia y en un plazo récord de cinco días desde su propuesta por el Gobierno.

Alemania asume así la mayor parte del gigantesco paquete para el rescate de la moneda única de 750.000 millones de euros acordado por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) con una aportación de 123.000 millones de euros, que pueden llegar a ser hasta 148.000 si algún otro país no puede cumplir con sus obligaciones.

Sin embargo y mientras el paquete de ayudas a Grecia fue aprobado hace dos semanas con una relativa diligencia, en esta ocasión hubo una mayor resistencia por parte de los partidos de la oposición y de los Länder de gobierno socialdemócrata, todos ellos molestos por la insuficiente información recibida al respecto.

Es por ello que en ambas cámaras los partidos de la coalición de Gobierno que dirige Angela Merkel -cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP)- debieron imponer su mayoría, aunque en la cámara baja se produjeron disidencias en sus filas.

El hecho de que cuatro diputados de la Unión (CDU/CSU) votaran contra el proyecto de ley y tres se abstuvieran, al igual que dos y un diputado de los liberales, respectivamente, da testimonio de la controversia desatada por el paquete de ayudas al euro.

Las críticas hacia la propuesta de ley del Gobierno se centraron en todos los casos en lo precipitado del procedimiento, la falta de detalles sobre el contenido del paquete y la aparente firma de un cheque en blanco por un montante de un alcance astronómico.

Esa postura mantuvieron en ambas cámaras los representantes de la oposición socialdemócrata y verde, que defendieron la abstención, así como la formación de La Izquierda, que rechazó abiertamente el proyecto de ley.

Antes de ambas votaciones, tanto el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, como el titular de Finanzas, Wolfgang Schäuble, hicieron una encendida defensa del paquete para el rescate del euro, que calificaron de "decisivo" para el futuro de la Unión Europea.

"El bienestar en Europa depende también de nuestra decisión", dijo el jefe de la diplomacia alemana, quien, al igual que Schäuble, afirmó que no hay alternativas a las medidas acordadas por la UE y el FMI para defender la moneda única y, con ello, a la unión Europea y sus ciudadanos.

Ante la presencia del completo gabinete ministerial con la canciller federal, Angela Merkel, a la cabeza, ambos criticaron duramente a la oposición por eludir su responsabilidad al propugnar la abstención e incluso el rechazo al paquete para el rescate del euro.

Tan contundentes o mas duros aún fueron los oradores de la oposición, como el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, quien acusó a Merkel y su equipo de practicar "juegos tácticos" que han acabado irritando incluso a sus socios en la UE, así como de defender posturas un día que dos semanas después resultaban ser opuestas.

"Usted sólo fue una canciller valiente mientras era vigilada por los socialdemócratas", dijo Gabriel en alusión a la gran coalición que gobernó el país hasta hace menos de un año, tras criticar abiertamente la alianza actual entre la Unión y los liberales y sus incumplidas e incumplibles promesas de rebajas fiscales.

Al igual que los oradores del SPD y La Izquierda, el líder verde Jürge Trittin acusó a Merkel de incumplimiento de palabra por, llegada la votación del paquete, no haber entregado previamente el documento con su contenido a los partidos en el Bundestag.

Al igual que un toro, "Merkel es conducida con un aro en la nariz" por los mercados financieros, dijo en un tono mas satírico aún el líder parlamentario de La Izquierda, Gregor Gysi, quien acusó a la canciller de reaccionar y no actuar desde que comenzó la crisis financiera.

La aprobación del paquete de rescate del euro por parte de las dos cámaras alemanas, que deberá ser rubricada aún por el presidente federal, Horst Köhler, se produjo poco antes del comienzo de la reunión en Bruselas del Ecofin, cuyos miembros deben estudiar un endurecimiento del Pacto de estabilidad de la UE.