Viernes, 21 de Mayo de 2010

El BCE sale en defensa del euro

Reuters ·21/05/2010 - 18:06h

Las autoridades del Banco Central Europeo salieron el viernes en defensa del euro, señalando que la moneda seguía siendo una divisa sólida después de que atravesara una difícil semana en los mercados cambiarios internacionales.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, negó que el euro esté en peligro y centró su ofensiva en los gobiernos con elevados déficit presupuestarios, provocando un salto de la moneda europea frente al dólar.

"Seamos claros, no es el euro el que está en peligro, si no es la política fiscal de algunos países lo que tiene que ser, y está siendo, modificada", dijo al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung en una entrevista realizada el miércoles, cuando el euro tocó un mínimo de cuatro años frente al dólar a 1,2143 dólares.

"Los movimientos del mercado son siempre una combinación del ánimo de los inversores y la influencia de los inversores especulativos, como los fondos de cobertura", agregó en la versión inglesa de la entrevista, que fue dada a conocer el viernes.

Por su parte, el austríaco Ewald Nowotny, miembro del consejo del BCE, publicó un comunicado de una página entera en la prensa de su país el viernes en un intento para despejar los temores que rondan a la moneda común europea.

El euro avanzaba a nivel general el viernes, escalando hasta los 1,2673 dólares y se encaminaba a su primera semana de ganancias tras seis semanas en terreno negativo, en parte debido a la especulación respecto a que las autoridades podrían intervenir en su favor.

Trichet evitó responder cuando fue consultado sobre una posible intervención en el mercado cambiario para apuntalar al euro, que ha perdido cerca de un 10 por ciento de su valor frente al dólar en los últimos tres meses.

"Nunca comento sobre intervenciones", sostuvo.

EN DEFENSA DEL EURO

Nowotny dijo en un anuncio del Banco Central Austríaco publicada en el periódico Wirtschaftsblatt y en un medio regional que no había motivos para preocuparse por la tasa de cambio actual.

"Tasas de cambio volátiles no son lo que el BCE desea, pero la tasa de cambio actual entre el euro y el dólar está claramente dentro del rango histórico y no da motivos para tener preocupaciones especiales", señaló.

Trichet, por su parte, señaló que la baja inflación en los 16 países son la mejor medida del éxito del euro.

"El euro es una moneda creíble. El hecho de que sea una moneda cuya tasa inflacionaria haya estado por debajo del 2,0 por ciento durante más de 11 años demuestra su solidez. La estabilidad de los precios es una característica clave del euro", aseguró.

La opinión pública en Alemania se ha mostrado recelosa de que las recientes compras de bonos soberanos de parte del BCE puedan aumentar la presión inflacionaria, algo que la entidad niega rotundamente.

Jürgen Stark, otro miembro del consejo del BCE, dijo que estas compras serán compensadas con medidas para retirar la liquidez adicional.

"No tenemos un euro débil en el momento, el poder adquisitivo del euro está asegurado y se mantendrá así", dijo a la emisora alemana WDR 5.

"Nuestra política monetaria no ha cambiado y las medidas que decidimos el 9 de mayo no implican una flexibilización cuantitativa en nuestra política monetaria", explicó.

Trichet dijo que el BCE ha reintroducido algunas de sus medidas de préstamos de emergencia en respuesta a la crisis con la deuda soberana, pero no las mantendrá siempre.

"Pueden estar seguros de que vamos a retirar estas medidas en una forma apropiada que acompañe las mejorías en el funcionamiento de los mercados", comentó.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad