Viernes, 21 de Mayo de 2010

Compeán rechaza las críticas de Eriksson al fútbol mexicano

EFE ·21/05/2010 - 19:44h

EFE - El presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Justino Compeán, rechazó las críticas que hizo al fútbol mexicano el sueco Sven Göran Eriksson (en la foto). EFE/Archivo.

El presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Justino Compeán, salió hoy al paso de las críticas que el entrenador sueco Sven-Göran Eriksson hizo al comentar su experiencia decepcionante como seleccionador de México.

Eriksson, que dirigirá en el Mundial a la selección de Costa de Marfil, declaró ayer en Suiza que su trabajo en México sufrió trabas por la política y el excesivo protagonismo que tienen los directivos del fútbol de ese país.

"No creo que aprendí mucho en México, es mucha política (la de los directivos del fútbol)", dijo el jueves a periodistas tras un entrenamiento de la selección de Costa de Marfil.

"Hablar de política, o que hacíamos política o 'grilla', creo que eso no es cierto", declaró hoy a la prensa mexicana Compeán quien, además negó que hubieran presionado al entrenador sueco para convocar o marginar a determinados jugadores, y aseguró que le ofrecieron todas las garantías para su trabajo.

Admitió que, pese a las facilidades brindadas, Eriksson no alcanzó a ser unanimidad y frente a sus críticas públicas dijo esperar verlo en Sudáfrica para que le repita "de frente" los argumentos expuestos ayer en Suiza.

Eriksson dejó en abril de 2009 la selección de México después de una cadena de malos resultados que comprometió su clasificación para Sudáfrica, y fue sustituido por Javier Aguirre, quien sobre la marcha compuso el funcionamiento del equipo y lo llevó a asegurarse el boleto mundialista.

"Dimos todas las facilidades. Los resultados no se dieron. Nadie influyó en las convocatorias, pues fueron decisiones de él", manifestó Compeán, uno de los directivos responsables de nombrar a Eriksson como entrenador.

Recordó que con Eriksson, México pretendía generar un cambio que, "desgraciadamente no se dio". También admitió que pudo haber "faltas" de los directivos, que no precisó.

Eriksson apuntó desde Europa que en su paso por México no aprendió mucho salvo que no había que tener un trabajo donde la política fuera importante y sostuvo que siempre supo que los dueños querían a Aguirre como entrenador.

"Como todos saben, ellos siempre quisieron a Aguirre y antes de reunirme con ellos así me lo hicieron saber", comentó Eriksson para después expresar su felicidad de que estará en el Mundial con Costa de Marfil, al que consideró un equipo mejor que México.