Viernes, 21 de Mayo de 2010

Aznar reclama "elecciones inmediatas"

En contra de lo que sostiene Salgado asegura que "en pocos meses se sobrepasarán los cinco millones de parados"

PÚBLICO.ES / EFE ·21/05/2010 - 19:06h

GUILLERMO SANZ - El ex presidente del gobierno Jose Maria Aznar en el Economic Ideas Forum.

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha solicitado"elecciones inmediatas" y ha advertido de que "dividir" entre ricos y pobres puede traducirse en que "la inversión productiva y la empresa será ahuyentada de España".

En un foro de la Cadena Cope en Málaga, donde ha hablado sobre la crisis económica, Aznar ha dado un bofetón a las centrales sindicales, de las que cree que "son una parte muy seria del problema, una parte de lo que nos ha conducido a esta situación" y que "son continuación de la política del Gobierno".

Aznar, que no tiene intención de aspirar a ninguna responsabilidad política y cree que la limitación de mandatos es"una sana práctica", ha defendido que "el país necesita un cambio político". En caso de que no se tomen en cuenta sus palabras ha augurado: "El destino será más complicado".

España, como nunca

A juicio de Aznar, que ofrecido un discurso muy pesimista,  España "vive una crisis de dimensiones históricas" y que "el rumbo histórico se ha torcido con una crisis política de extraordinaria envergadura y una crisis económica y social".

La coyuntuta económica es terrible, defiende, aunque en algún momento ha optado por pisar el freno y poner gotas de blanco al negro pesimista: "España no es Grecia", ha señalado para de inmediato poner el 'pero': No es Grecia, aunque "tenemos los problemas que tiene Grecia" .

Despreciando la idea de la globalización, Aznar ha opinado que "la Unión Europea ha decidido encapsular a España", lo que supondrá que "las decisiones políticas importantes no se tomarán en España, sino fuera".

"España no es Grecia", aunque  "tenemos los problemas que tiene Grecia"

Un panorama oscuro que no mejorará a corto plazo. Los más de cuatro millones de parados que tiene hoy España se convertirán "en pocos meses" en más de cinco, ha señalado en plena contradicción con los augurios de la ministra de Economía, Elena Salgado, quien ha respondido con un "seguro que no" a la pregunta de si se alcanzará esa cifra.

Más pesimismo de la marca Aznar: "La Seguridad Social entrará en un grave problema en dos meses".

El Estado, ese problema

El ex presidente del Gobierno ha aprovechado su intervención para, como buen liberal, cargar con bomba contra el Estado, al que califica de "famélico, margina" e "incapaz de cumplir las funciones básicas encomendadas". Más aún: sostiene que "el Estado de las autonomías es financieramente insostenible y políticamente residual" y que "si el Gobierno estuviera en la idea de hacer lo que España necesita, difícilmente encontraría las herramientas necesarias".

"La España próspera" ha sido "dilapidada"

Del liderazgo del PP dice que está "sólidamente construido" y espera que "calibren que la situación es mucho más complicada que en 1996 y sus efectos más duraderos", al tiempo que añade que "hacen falta más cosas y mejor que en 1996".

Las centrales sindicales "son una parte muy seria del problema"

También ha expresado sus sentimientos sobre la actual situación de "comprensión con todos los que viven momentos angustiosos", de los que ha dicho que "son millones de personas en situaciones especialmente difíciles", y su "convicción" de que España "puede salir adelante".

Igualmente ha puesto de manifiesto su tristeza al considerar que "la España próspera" ha sido "dilapidada" y su preocupación ante el "momento crítico", por lo que apela al coraje para superar la situación.

José María Aznar cree que se ha producido "un retroceso gigantesco con muchos pendientes de mirar hacia atrás" y que ha ocurrido un "desbordamiento institucional".

Sostiene que la competitividad se gana "haciendo un país muy flexible, extraordinariamente abierto, con muchas reformas en el sistema productivo".

Respecto a las recientes reivindicaciones sobre Ceuta y Melilla, ha manifestado que "la debilidad es provocativa" y que a él no le gusta ser provocativo desde la debilidad.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad