Viernes, 21 de Mayo de 2010

Hay que vigilar riesgos de fármacos para el colesterol: estudio

Reuters ·21/05/2010 - 16:30h

Por Kate Kelland

Las personas que usan estatinas para bajar el colesterol tienen más riesgo de sufrir disfunción del hígado, falla en los riñones, debilidad muscular y cataratas, por lo cual los efectos secundarios deben ser seguidos muy de cerca, dijeron médicos el viernes.

En un estudio entre más de 2 millones de personas en Gran Bretaña, un equipo de la Nottingham University halló que los efectos no deseados de las estatinas, que son recetadas para bajar el colesterol y, por ende, reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, son a menudo peores en los primeros años de tratamiento.

Los resultados publicados en el British Medical Journal probablemente no afecten el uso de medicamentos como Lipitor, de Pfizer, y Crestor, de AstraZeneca, pero los autores del estudio dijeron que los pacientes que tomaban estatinas deberían ser "proactivamente monitoreados".

"Nuestro estudio seguramente tendrá fines políticos y de planificación", dijeron Julia Hippisley-Cox y Carol Coupland, las dos profesoras que lideraron la investigación. También podría ser útil "para informar las directrices relacionadas al tipo y la dosis" de los medicamentos, agregaron.

Las estatinas son unos de los fármacos más exitosos de todos los tiempos y se les ha atribuido la prevención de millones de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en hombres y mujeres en las naciones ricas, pero también es un creciente problema de salud en los países en desarrollo.

Coupland y Hippisley-Cox estudiaron datos de 368 prácticas de medicina general entre 2.004.692 pacientes de 30 a 84 años, incluyendo 225.922 nuevos usuarios que tenían recetada una amplia variedad de estatinas.

El equipo halló que, por cada 10.000 mujeres en alto riesgo tratadas con estatinas, el impacto positivo sería alrededor de 271 casos menos de enfermedad cardíaca y ocho casos menos de cáncer de esófago.

Por otro lado, los investigadores dijeron que podían aparecer 74 pacientes adicionales con disfunción del hígado, 23 con falla renal aguda, 307 con cataratas y 39 con una debilidad muscular llamada miopatía.

También se hallaron cifras similares entre los hombres, excepto que las tasas de miopatía fueron mayores. Algunos de los efectos podrían deberse a los mejores niveles de detección, ya que los pacientes que toman estatinas son propensos a consultar a su médico más a menudo.

Los efectos adversos fueron parecidos para todos los tipos de estatinas, menos para la disfunción del hígado, donde los mayores riesgos correspondieron a la fluvastatina, un producto vendido por Novartis con los nombres de Lescol y Lochol.

"El incremento de los riesgos persistió durante el tratamiento, pero fue mayor en el primer año", escribieron.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad