Viernes, 21 de Mayo de 2010

La ONU espera que el pacto con Irán ayude a resolver la disputa

Reuters ·21/05/2010 - 15:13h

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo el viernes que espera que un acuerdo con Irán para enviar parte de su uranio enriquecido al exterior abra la puerta a un pacto negociado en una disputa con Occidente por su programa nuclear.

En el texto de un discurso dado en Estambul, Ban sostuvo que el acuerdo que Teherán alcanzó el lunes con Turquía y Brasil, ambos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, es "una importante iniciativa para resolver por medios pacíficos las tensiones internacionales por el programa nuclear de Irán".

"He mencionado el rol de acogida de Turquía con respecto a Irán, trabajando con Brasil. Esperamos que ésta y otras iniciativas puedan abrir la puerta a un acuerdo negociado", comentó Ban.

Pero Ban agregó que la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), cuyo ex director general diseñó la base del acuerdo en octubre pasado chocando con las objeciones de Irán, dará su propia evaluación profesional.

Estados Unidos presentó el martes el borrador de una resolución al Consejo de Seguridad de la ONU que ampliaría las sanciones contra Irán, dirigidas a bancos y otras industrias ante la prolongada negativa de Teherán a suspender su enriquecimiento de uranio.

Irán desestimó el borrador diciendo que carece de legitimidad, pero el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha insistido en que Washington seguirá adelante y en que la república islámica no es fiable.

Irán niega tener un programa secreto de energía atómica que apunte a desarrollar armamento con capacidad nuclear, como sospecha Occidente, y ha dicho que continuará con el enriquecimiento de uranio para obtener combustible que usará en la generación de electricidad.

El borrador de la resolución fue acordado tras meses de negociaciones por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, los cuales tienen poder de veto y que incluyen a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China. Además se sumó Alemania a las discusiones.