Viernes, 21 de Mayo de 2010

El juez decreta prisión provisional sin fianza para la parricida de Lloret

La mujer ingresará en la prisión de Girona y no en una institución psiquiátrica

EFE ·21/05/2010 - 17:00h

EFE - Momento en el que los Mossos d'Esquadra detuvieron en Lloret de Mar a la presunta parricida.

El juez ha decretado prisión provisional sin fianza por los delitos de asesinato para la presunta parricida británica Lianne S., detenida el pasado día 18 en Lloret de Mar (Girona) acusada de la muerte de sus dos hijos menores. El magistrado estima que existe un "riesgo de fuga palmario" ya que según ha señalado el juez "ya huyó de su país y ahora no tiene nada que la ligue a España".

La mujer, que ha pasado esta mañana a disposición judicial, ingresará en la prisión de Girona y no en una institución psiquiátrica, han informado fuentes próximas al caso.

Lianne S. ha confesado a la policía autonómica y al juez que asfixió a los dos niños con una bolsa de plástico, según se indica en el auto de prisión provisional dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Blanes.

Este caso es uno de los más escabrosos y confusos ocurridos en Cataluña en los últimos años, al confluir en una tragedia familiar la detención en Barcelona, el 7 de mayo, de uno de los pederastas más buscados en Reino Unido , que resultó ser el marido de la presunta parricida, y el crimen de los dos menores a manos de su madre, ocurrido el 18 de mayo. 

El secreto de sumario

 

El juez instructor, que en el auto levanta el secreto del sumario que había mantenido hasta ahora, desvela que la acusada ha confesado que actuó sola y que dejó unas notas auto-incriminatorias en la habitación del hotel de Lloret de Mar donde perpetró el doble parricidio.

La canguro de los menores pernoctaba en el domicilio familiar, del que tenía llaves

 

En su declaración ante los Mossos y ante el juez, Lianne Angela S., ha reconocido haber acabado con la vida de sus dos hijos asfixiándolos introduciéndoles la cabeza en el interior de una bolsa de plástico.

 

La parricida abandonó precipitadamente el piso de Barcelona donde convivía con el pederasta ya que, tras su detención, empezó a sospechar que los servicios sociales la podían estar siguiendo para retirarle la custodia de sus hijos.

 

Por todo ello, se dirigió al Hotel Miramar de Lloret, sin ni tan siquiera despedirse ni comunicárselo a la canguro de sus hijos, que incluso pernoctaba en el domicilio y tenía llaves de la vivienda.

Noticias Relacionadas