Viernes, 21 de Mayo de 2010

Rajoy acusa a Zapatero de "travestismo" político

El líder del PP sigue criticando el ajuste del Gobierno porque, asegura, es "un estacazo al débil"

EFE ·21/05/2010 - 13:20h

EFE - Mariano Rajoy.

El mundo al revés. El líder del PP, Mariano Rajoy, censuró este viernes las medidas de ajuste contenidas en el último decreto ley del Gobierno, ya que "dan un estacazo al débil" y revelan la "degradación" en la que caído el Ejecutivo y el "travestismo" del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

Rajoy, durante un acto sobre las instituciones celebrado en Córdoba, demandó que con urgencia se proceda a "una dieta de adelgazamiento" de todas las administraciones públicas, pues "gastan lo que no está en los escritos". Planteó también la necesidad de una ley que abra la puerta a la privatización de las televisiones públicas en las comunidades autónomas.

También dejó claro que el PP no apoyará ninguna subida de impuestos ni la congelación de las pensiones. Fuentes del PP precisaron que cuando toque convalidar en el Congreso el decreto-ley aprobado ayer en el Consejo de Ministros, los populares se abstendrán o votarán en contra, ya que en él se incluye la no revalorización de las pensiones, y éste es un punto que no respaldan los populares.

Rajoy se mostró muy duro con Zapatero. "Las afirmaciones que se oyen ahora deberían avergonzar a quienes las hacen", aseguró antes de recordar las declaraciones del presidente del Gobierno hablando de la fortaleza de la economía española, de su grado de preparación para resistir la crisis, de la irrupción de "brotes verdes" y de las pensiones, y el gasto público.

"Zapatero se ha convertido en la persona del mundo que menos resiste una comparación entre lo que decía hace unos meses y lo que dice ahora "

Y concluyó: "Zapatero se ha convertido en la persona del mundo que menos resiste una comparación entre lo que decía hace unos meses y lo que dice ahora. No resiste el más mínimo examen. Nunca he visto a un dirigente político en una situación igual, pues se puede cambiar de opinión, pero nunca he visto un caso de travestismo tan espectacular como el suyo".

Por ello, el decreto con las medidas de ahorro aprobado ayer —congelación de pensiones y rebaja salarial de los funcionarios— "revela la degradación a la que ha llegado el Gobierno". Rajoy contrapusó la imagen del Ejecutivo con la "alternativa" de su formación, y así, concretó"cuatro o cinco ideas claras" pero sin precisar mucho.

Reformas

Primero, crear empleo y después, aplicar un plan global contra la crisis, no un decreto, que a su juicio responde a una "medida improvisada" que Zapatero "fabricó en dos días". También abogó por reducir la estructura de las administraciones públicas, que "precisan de una dieta de adelgazamiento", dijo, que empiece con la eliminación de los Ministerios de Igualdad y Vivienda, por la supresión de la Vicepresidencia tercera y por la fusión de Cultura y Educación y Trabajo y Sanidad. Todo esto supondría un ahorro de apenas 3,1 millones de euros.

Esta iniciativa, en su opinión, "no es el chocolate del loro", sino una medida por la eficiencia, toda vez que muchas de esas competencias las ejercen las comunidades autónomas y en algunos casos los ayuntamientos. "Ahorraríamos un dineral", puntualizó.

Igualmente, abogó por bajar las cuantías de las subvenciones, por plantear una ley "autorizando a las comunidades autónomas a que privaticen las televisiones públicas" y por la erradicación de "un montón" de organismos públicos.

Acto seguido, Rajoy citó reformas necesarias: una reforma "integral" de la administración, que "gasta lo que no está en los escritos"; una reforma del modelo financiero, una reforma laboral, una reforma fiscal, y "no demagogia", ya que subir los impuestos es "contraproducente".

Noticias Relacionadas