Viernes, 21 de Mayo de 2010

El presidente surcoreano promete prudencia en su respuesta al ataque contra el barco "Cheonan"

EFE ·21/05/2010 - 07:38h

EFE - Fotografía cedida por la presidencia surcoreana en la que se observa al presidente Lee Myung-bak (c) durante una reunión de emergencia del Consejo Nacional de Seguridad en Seúl.

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, dijo hoy que Corea del Sur responderá con prudencia al ataque al barco "Cheonan", atribuido a Corea del Norte y que consideró una "provocación militar", informó la agencia surcoreana Yonhap.

Lee, que convocó hoy una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional para discutir medidas contra el régimen de Kim Jong-il, aseguró además que el ataque al buque surcoreano "Cheonan", en el que murieron 46 tripulantes, es una violación del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea (1950-53).

Es la primera vez que Lee convoca al Consejo de Seguridad Nacional -integrado por el primer ministro, los ministros de Exteriores, Defensa y Unificación, y el jefe de los servicios de Inteligencia- desde el año pasado, cuando Pyongyang llevó a cabo su segunda prueba nuclear.

La decisión que tome Seúl se dará a conocer la próxima semana a través de un discurso de Lee que se emitirá en directo, aunque el Gobierno surcoreano ha abogado por tomar medidas consensuadas con la comunidad internacional.

Los medios locales descartan una posible respuesta militar de Corea del Sur debido al riesgo de escalada en la inestable península coreana, aunque el ministro de Defensa surcoreano dijo hoy que "el Gobierno se asegurará de que Corea del Norte pague el precio" por el ataque.

Asimismo, el titular de Defensa dijo que Corea del Sur y Estados Unidos están considerando aumentar el nivel de alerta, lo que implicaría a los 28.500 soldados estadounidenses desplegados en el país asiático.

El equipo internacional de investigadores encargados de aclarar el hundimiento del buque de 1.200 toneladas "Cheonan" dijo ayer que un submarino norcoreano se internó en aguas surcoreanas del Mar Amarillo (Mar Occidental) el 26 de marzo y torpedeó la nave, algo que Corea del Norte ha negado en repetidas ocasiones.

En el hundimiento murieron 46 de los 104 tripulantes, por lo que se ha convertido en el incidente más grave ocurrido en la disputada frontera marítima del Mar Amarillo entre las dos Coreas desde el fin de la guerra que las enfrentó, en 1953.

Asimismo, el Mando de Naciones Unidas, liderado por Estados Unidos, realizará una investigación multinacional para verificar el resultado de la investigación sobre el "Cheonan" y determinar si el incidente supone una violación del armisticio.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad