Viernes, 21 de Mayo de 2010

Los funcionarios pierden entre el 0,56% y el 7%

El 30% se cargará en la paga extra de diciembre

G. L. A. ·21/05/2010 - 01:00h

De la Vega y Salgado, en rueda de prensa. REUTERS

La reducción salarial para los funcionarios oscilará entre el 0,56 y el 7% del salario base, según el acuerdo aprobado ayer por el Consejo de Ministros, que ha cuidado la progresividad de estas medidas para intentar transmitir la idea de que el esfuerzo que se reclama "es colectivo y también equitativo". En esta filosofía se encuadra la decisión de excluir del recorte al personal laboral mileurista -los que tengan ingresos mensuales inferiores a los 949,5 euros brutos-.

El recorte, que se aplicará a partir del 1 de junio, no afectará a la paga extra de verano, puesto que en su mayoría ya está devengada, pero se repercutirá en un 30% en la extra de diciembre. El 70% restante se deducirá en las mensualidades.

Directores de empresas

La reducción media del 5% en 2010 será de aplicación a todos los empleados públicos, incluidos los de las comunidades autónomas y ayuntamientos, y también a los directores de empresas públicas. El salario base y los trienios se recortarán de forma progresiva (con distintos porcentajes en función de su nivel salarial). En cambio, los complementos de destino, específico y de productividad se rebajarán un 5% en todos los casos.

El mordisco en las nóminas de los empleados públicos supondrá, según las cifras desglosadas ayer por la vicepresidenta económica, Elena Salgado, el mayor ahorro del plan de ajuste: 6.800 millones. En concreto, se prevé ahorrar por ese concepto 2.300 millones en este año y 4.500 millones en 2011, cuando las retribuciones quedarán congeladas. De estas cantidades, corresponderán en este año 535 millones a la Administración General del Estado y 1.765 a las administraciones territoriales. En 2011, serán 1.035 millones de ahorro en la Administración General del Estado y 3.465 en las territoriales.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que había negociado con los sindicatos de la Función Pública un acuerdo que ha saltado por los aires, realizó como portavoz del Gobierno una declaración de reconocimiento al sacrificio de los empleados públicos y de agradecimiento a su trabajo.

Progresividad irrenunciable

Destacó que la prioridad para el Gobierno sigue siendo "proteger a los que más sufren la crisis" y los identificó sin lugar a la duda: los parados. Fernández de la Vega se afanó por sostener que los socialistas "seguimos fieles a nuestro proyecto" y, de ahí, según destacó, que la progresividad sea "un principio irrenunciable".

"No han sido fáciles de tomar ni de aceptar, pero son medidas necesarias e imprescindibles", concluyó.

Recorte progresivo. Los laborales mileuristas estarán exentos

0% al 5% Laborales

El personal laboral cuyos ingresos sean inferiores a 949,5 euros brutos al mes -1,5 veces el salario mínimo- están exentos del recorte. Al resto se le aplicará un 5% de reducción, cuya progresividad se negociará.

0,56% al 7% La carrera funcionarial

El grupo E (bedeles, ordenanzas) tendrá un ajuste salarial del 0,56%; el C2 (auxiliar administrativo) cobrará un 2,75% menos; los funcionarios del nivel C1 (administrativo) cobrarán un 4,5% menos; al grupo A2 (gestión del Estado, subinspector de Hacienda) le toca un 5,75% menos y los de rango superior, los A1 (inspectores, ingenieros, etc.) se quedan sin un 7% del salario.

8%-10% Altos cargos

Los directores generales tendrán un recorte del 8%. La de los subsecretarios será del 9% y los secretarios de Estado tendrán un recorte de hasta el 10%.

15% Miembros del Gobierno

El presidente y vicepresidentes y ministros verán reducidos sus sueldos en un 15%. 

Noticias Relacionadas