Viernes, 21 de Mayo de 2010

El vertido llega a las costas de Luisiana

BP intentará sellar de nuevo el pozo de la plataforma el próximo domingo

AGENCIAS ·21/05/2010 - 08:00h

AP - El crudo llegó ayer a Venice (Luisiana).

El crudo procedente del vertido del Golfo de México llegó ayer a las costas de Luisiana. Es la primera vez que el petróleo toca tierra tras el accidente ocurrido en la plataforma de BP Deepwater Horizon el pasado 20 de abril, que mató a 11 personas y que, desde entonces, libera al mar un mínimo de 800.000 litros de crudo al día, el equivalente a llenar una piscina olímpica de natación.

"Este es el día que nos habíamos temido", dijo ayer el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, que explicó que el petróleo ya ha penetrado en los pantanos del Estado. "No son trozos de alquitrán, no es una capa aceitosa, esto es crudo pesado entrando en nuestros pantanos. Ya está aquí, pero sabemos que viene más en camino", añadió Jindal.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su siglas en inglés) ha advertido de que una pequeña parte del derrame, además, ha entrado en una corriente que circula en torno al Golfo, antes de trasladarse hacia las costas de Florida.

BP, por su parte, asegura que está consiguiendo contener gran parte del vertido (cerca de 3.000 barriles diarios de una fuga total de unos 5.000) y que, además, está realizando pruebas para comenzar a inyectar barro en el pozo de petróleo el próximo domingo, y así sellar definitivamente la filtración. La compañía intentó ya hace unas semanas colocar una campana contenedora sobre el pozo, pero la maniobra fracasó.

Dispersantes menos tóxicos

La Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA, por sus siglas en inglés) advirtió ayer a BP de que tiene 24 horas para elegir un dispersante químico menos tóxico que los que la compañía usa actualmente para tratar de evitar que el vertido llegue a las costas. Hasta el momento, BP ha utilizado más de dos millones de litros de dos tipos de dispersantes.