Jueves, 20 de Mayo de 2010

Televisión británica transmite aviso sobre servicios de aborto

Reuters ·20/05/2010 - 17:07h

Por Avril Ormsby

La televisión británica transmitirá por primera vez un aviso ofreciendo servicios con consejos sobre el aborto, en una decisión que provocó la reacción de grupos anti abortistas y religiosos.

El proveedor de servicios de salud sexual Marie Stopes International dijo que su campaña, que usa el eslogan "¿Tienes un atraso?", busca confrontar el tabú del aborto ofreciendo consejos sobre embarazos no planeados.

En Gran Bretaña fueron practicados casi 216.000 abortos en el 2008, pero, de acuerdo con un sondeo citado por la organización sin fines de lucro, sólo un 42 por ciento de los adultos sabe a dónde ir para encontrar asesoramiento profesional ante un embarazo no deseado, aparte de su médico local.

"Esperamos que la nueva campaña '¿Tienes un atraso?' fomente una discusión más abierta y honesta sobre el aborto, brinde más confianza a las mujeres y les permita conocer sus opciones en materia de salud sexual", dijo la presidenta ejecutiva de Marie Stopes, Dana Hovig.

Su línea telefónica de ayuda recibió unas 350.000 llamadas el año pasado y la organización, que trabaja en sociedad con el Servicio Nacional de Salud del Estado, realizó alrededor de un tercio de todos los abortos practicados en Inglaterra y Gales en el 2009.

"Claramente, hay cientos de miles de mujeres que quieren y necesitan información y consejos de salud sexual y acceso a los servicios", agregó Hovig.

El aviso, que presenta a una mujer que tiene un atraso, será transmitido por Canal 4 el lunes y se podrá ver durante todo junio.

El mensaje no menciona la palabra aborto, pero sugiere a las mujeres con embarazos no deseados que llamen a la línea de ayuda de Marie Stopes, que ofrece consejos y apoyo luego de la concepción.

El grupo Sociedad para la Protección de Bebés Nonatos dijo que el aviso trivializa el aborto.

"Permitir que el aborto sea publicitado en la televisión hará que se maten más niños sin nacer y que más mujeres y niñas sufran los efectos posteriores del aborto", dijo su encargado de comunicaciones, Anthony Ozimic, en un comunicado.

La Iglesia Católica de Inglaterra y Gales dijo que los servicios que ofrecen o se refieren al aborto, ya sean comerciales o sin fines de lucro, no deberían poder transmitir publicidades en los medios.

"El aborto no es un servicio de consumo", dijo la Conferencia de Obispos.

El Centro Legal Cristiano también cuestionó la legalidad del aviso.

"Miembros del público se enojarán de que ese tipo de avisos puedan ser transmitidos en sus salas de estar, sobre todo a las 10.10 p.m., cuando los adolescentes siguen despiertos", dijo Andrea Minichiello-Williams, directora del centro.

La Autoridad de Estándares de Publicidad, el regulador independiente británico, dijo que el aviso había sido autorizado por el organismo pertinente y que sólo podía emitir un juicio sobre si era engañoso u ofensivo luego de que fuera transmitido al aire.