Jueves, 20 de Mayo de 2010

El PP critica la anunciada subida fiscal a los ricos

La izquierda apoya la iniciativa pero recela de que finalmente se apruebe

M. Á. M. ·20/05/2010 - 17:06h

REUTERS/Juan Medina - El lider del Partido Popular, Mariano Rajoy.

Descreídos ante la subida fiscal para altos patrimonios y recelosos frente al paquete de medidas de ajuste contra el déficit aprobado por el Gobierno, la oposición mostró ayer al Ejecutivo una nueva dosis de distancia.

El coordinador económico del PP, Cristóbal Montoro, aseguró anoche que su partido no va a apoyar las medidas de ajuste fiscal aprobadas por el Gobierno, y dijo que son "improvisadas, injustas e ineficaces" para sacar a España de la crisis. "No vamos a permitir que los ciudadanos paguen los errores del Gobierno", aseveró, informa EP. En rueda de prensa en la sede nacional del partido, Montoro calificó de "certificado de defunción" de la política económica socialista la norma aprobada por el Consejo de Ministros, y señaló que el PP "no va a coincidir nunca con que los pensionistas pierdan poder adquisitivo".

CiU pide "seriedad y rigor" al Gobierno y el PNV considera "atractiva" la idea

Horas antes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, colocaba los raíles de las críticas del PP al decreto del Gobierno al denominarlo "el plan de las cuatro íes, porque son medidas improvisadas, impuestas, insuficientes e inapropiadas".

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, acusó al PSOE de "improvisar" para "aplacar los ánimos de algunos socialistas" y se dijo "asustada" por la actitud de "justiciero fiscal" del Gobierno tras conocer su intención de subir la presión fiscal a altos patrimonios.

El PP abundó en críticas a esta reforma, diametralmente opuesta a su estrategia fiscal. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, acusó al PSOE de "populismo fiscal" asegurando que "nunca se ha salido de una crisis subiendo impuestos y perjudicando a las clases medias".

IU desconfía de la sinceridad del PSOE y ERC lamenta que no se hiciera antes

Contentar a la "parroquia"

El portavoz de economía de CiU, Josep Sánchez Llibre, rechazó también un eventual aumento de la presión fiscal y exigió al Gobierno "mucha seriedad y máximo rigor" al hacer "anuncios confusos" a su "parroquia". Sánchez Llibre ofreció al Ejecutivo el apoyo de su grupo si no se contradice en materia fiscal: "No estamos por la labor de anuncios publicitarios de pobres y ricos ni izquierdas y derechas", remató.

"Conceptualmente está bien, resulta atractivo", admitió el responsable del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, quien dio la bienvenida a la música de la iniciativa sin esconder dudas sobre la letra.

"Ese anuncio, si no lo veo, no lo creo", confesó el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, quien recordó que el pasado verano también se especuló con una iniciativa similar "y se terminó aprobando una subida general del IVA", mientras "se van de rositas" los responsables de la crisis financiera: banqueros y especuladores.

"Si Zapatero habla de subir impuestos a los más ricos, el martes tiene la oportunidad de entrar en materia", retó el diputado de Iniciativa per Catalunya Verds, Joan Herrera, quien defenderá la próxima semana en el Congreso una reforma que incorpore una nueva tasa que grave la contaminación.

Esquerra Republicana de Catalunya también se mostró recelosa. Su portavoz en el Congreso, Joan Ridao, defendió la necesidad de modificaciones fiscales que trasladen "el peso de la crisis sobre los que más tie-nen para que paguen más", pero lamentó que no se hayan hecho algunos ajustes antes.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad