Jueves, 20 de Mayo de 2010

Una película cuenta la historia de la agente de la CIA expuesta

Reuters ·20/05/2010 - 12:40h

"Fair Game" profundiza en la historia real de la agente de la CIA Valerie Plame, centrándose en cómo el escándalo en el que se desveló su trabajo casi le costó el matrimonio, algunas amistades y puso en peligro la vida de gente que había ayudado a Estados Unidos.

Plame es interpretada por Naomi Watts, mientras que Sean Penn asume el papel de su marido Joseph Wilson, cuyas críticas por la justificación estadounidense de la guerra de Irak en 2003 fueron rápidamente seguidas por la filtración de la identidad de Plame, por el que fue investigado un responsable de la Casa Blanca.

La película, que fue bien recibida el jueves en un pase para la prensa en el festival de cine de Cannes pese a un puñado de abucheos, está dirigida por Doug Liman, autor de "El caso Bourne" y "Sr. y Sra. Smith".

Plame, que se encuentra en Cannes por un documental sobre la proliferación nuclear en el que aparece, dijo a Reuters en el festival que estaba encantada de que se contara su historia en la gran pantalla. "Fair Game" está basada en sus memorias del mismo título.

"Es una representación precisa de lo que pasamos y cuenta la historia espero que como una moraleja para los responsables públicos que se vean tentados de utilizar su cargo en beneficio de su propia agenda partidista", declaró.

La película comienza con Plame en una operación secreta en Malasia, donde atrapa al sobrino de un poderoso empresario que se cree que tiene vínculos con un grupo terrorista.

A medida que la historia avanza, aparecen imágenes en segundo plano de ataques aéreos estadounidenses contra Afganistán en 2001 y el respaldo cada vez más claro de Estados Unidos a una guerra contra Irak, colocando la película en el contexto de los hechos reales.

El marido de Plame, un ex diplomático y experto en África, es enviado por la CIA a Níger para averiguar si tenía un acuerdo para enviar uranio a Irak para la posible fabricación de armas nucleares.

A medida que aumenta la retórica de los políticos, y, según el criterio de agentes de la CIA retratados en la película, se distorsiona la verdad para justificar la guerra, Wilson expresa públicamente sus opiniones, lo que hace que recaiga el peso de Washington y de gran parte de los medios contra él y su familia.

Cuando Plame es expuesta, amigos atónitos la llaman para preguntar si las informaciones son ciertas, los medios, políticos y comentaristas apuntan a la pareja, ellos y sus hijos reciben amenazas, ella pierde su empleo y la carrera de Wilson se desmorona.

"Simplemente la encuentro increíblemente inspiradora, cómo afronta este gigantesco cambio en su vida", dijo Watts a los periodistas antes del preestreno mundial el jueves por la noche.

"No sólo fue traicionada, sino que ella traicionó a otros. La forma en que se enfrenta a ello, las repercusiones fueron gigantescas... ¿Cuántas oportunidades tenemos como actores de interpretar a mujeres como Valerie Plame Wilson? Fue una gran oportunidad para mí".

Penn no acudió a promocionar la película como estaba previsto.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad