Jueves, 20 de Mayo de 2010

14 años de cárcel para una pareja gay en Malawi por casarse

"Os doy una sentencia ejemplar para que nuestros hijos  e hijas no sigan vuestro comportamiento", dijo el juez

PÚBLICO.ES ·20/05/2010 - 11:02h

Steven Monjeza y Tiwonge Chimbalanga, durante su juicio. Reuters

"Os voy a imponer una sentencia ejemplar para que el público esté protegido de gente como vosotros, y así nadie entre en la tentación de emular vuestro horrendo ejemplo. Quiero evitar que nuestros hijos e hijas copien este tipo de matrimonios que no encajan en nuestra sociedad". La condena es de 14 años y trabajos forzados. Los codenados, una pareja de homosexuales en Malawi que desafiaron a las tradiciones celebrando una fiesta de compromiso. 

Steven Monjeza y Tiwonge Chimbalanga llevan detenidos desde diciembre de 2009 y hasta hoy no se conoció su futuro. El juez Nyakwawa Usiwa-Usiwa basó su sentencia en que "éste tipo de comportamiento es impropio de la gente de Malawi".

La defensa de ambos estaba basada en que como "adultos no han heho daño a terceras personas y, al contrario que en los casos de violación, no hay ninguna víctima que los haya demandado", dijo su abogado, Mauya Msuku. "Nadie en la sociedad podría sentirse amenazado o molesto si son puestos en libertad", añadió.

"Nuestra imagen internacional queda dañada"

Malawi se suma a Kenia y Uganda en la persecución de la homosexualidad

Los grupos pro derechos humanos han calificado la sentencia de "provocación". Amnistía Internacional exigió la liberación inmediata de ambos y el activista por los derechos de los homosexuales, Udule Mwakasungura, aseguró que la decisión del juez afectará a la imagen internacional del país.

"Malawi se ha comprometido con la comunidad internacional a proteger los derechos de las minorías y esta sentencia desafortunada va a afectar a nuestra postura global sobre los derechos humanos", dijo.

La pena de cárcel para Monjeza y Chimbalanga es una muestra más del inexistente respeto por los derechos de los homosexuales en África. Los últimos antecedentes se dieron en Kenia, con la Policía haciendo una redada durante una boda gay y el proyecto de ley en Uganda para penar con la muerte a los homosexuales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad