Jueves, 20 de Mayo de 2010

Corea del Norte hundió el buque surcoreano

Un informe internacional analizó el torpedo encontrado en la zona de la explosión y cuadra con los de Pyongyang, que amenaza con una respuesta militar si se le aplican sanciones

PÚBLICO.ES ·20/05/2010 - 04:41h

El torpedo lleva unas siglas norcoreanas lo que, añadido al modelo, ha llevado a concluir que Pyongyang hundió el buque.

Corea del Norte es responsable del hundimiento de un buque el 26 de marzo en el que murieron 46 marinos. Es la conclusión a la que ha llegado el estudio internacional encargado por Corea del Sur, que ya ha amenazado con represalias. Pyongyang lo niega por activa y por pasiva, mientras que EEUU lo ha calificado como "un acto de agresión que pone en riesgo la paz".

"Las pruebas apuntan claramente a que el torpedo [que hundió el barco] fue disparado por un submarino de Corea del Norte. no hay otra explicación posible", dice el informe elaborado por expertos de EEUU, Reino Unido, Suecia y Australia.

Dicho documento explica que los restos que se encontraron del torpedo en la zona del hundimiento cuadran a la perfección con el armamento que usa la flota norcoreana. Además, es el mismo tipo de cohete que Seúl encontró hace siete años en sus aguas.

Las primeras hipótesis apuntaban a que el buque podría haberse hundido tras colisionar con una mina submarina empleada en la guerra de Corea, pero los expertos descartan esta opción.

"Respuesta firme"

Las reacciones no han tardado en llegar. Le presidente surcoreano, Lee Myung-bak, dijo que su país tomará medidas firmes contra el país vecino y pidió ayuda a la comunidad internacional para "forzar a Corea del Norte a reconocer su error".

EEUU lo ve como un comportamiento típico de Corea del Norte. La ONU lo condena

Desde Pyongyang niegan cualquier relación con el hundimiento. Este jueves, la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte, dijo que el informe ha sido manipulado y amenazó con responder militarmente si el país recibe sanciones externas.

Tanto la Casa Blanca como elsecretario general de la ONU, Ban Ki-moon, han condenado el resultado del documento. Éste último dijo que el informe ponía en "serios aprietos" la estabilidad de la zona.

El portavoz estadounidense, Robert Gibbs, fue más duro y dijo que "éste episodio no es más que otra muestra delconstante desafío que plantea Corea del Norte a las leyes internacionales".

Desde Reino Unido,  el nuevo ministro de Exteriores, William Hague hizo un comunicado en la web del Foreign Office en el que explicó que "os expertos británicos que trabajaron en la elaboración del informe se quedaron impresionados por la objetividad y el rigor de la investigación". Hague dijo que el ataque demostraba el "poco respeto por la vida humana" del Gobierno norcoreano y "una flagrante violación de sus obligaciones internacionales"