Jueves, 20 de Mayo de 2010

Boadilla sanciona a Díaz Ferrán con 400.000 euros

Se le adjudicaron las obras de un gimnasio que no ha hecho

BELÉN CARREÑO ·20/05/2010 - 08:20h

El hijo mayor de Díaz Ferrán, Gerardo, cuando se puso la primera piedra del centro.BELÉN CARREÑO

Una cuenta más se suma hoy al rosario de problemas financieros de Gerardo Díaz Ferrán. La Comisión de Cuentas del Ayuntamiento de Boadilla del Monte aprobará hoy un expediente sancionador contra Trapsa por incumplimiento de contrato. La sanción que le impondrá el consistorio, con mayoría del PP, rondará los 400.000 euros.

La historia se remonta a 2006, cuando el Ayuntamiento de Boadilla del Monte adjudicó a Trapsa (núcleo fundador del entramado empresarial de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual) la construcción y la concesión de un centro de alto rendimiento en suelo público. El plazo para la ejecución de la obra era de 24 meses, pero la empresa tuvo durante años las obras paradas. Sin embargo, durante ese tiempo, Díaz Ferrán sacó réditos a la concesión, ya que consiguió una hipoteca de Caixa Galicia por valor de 11 millones de euros en la que puso como garantía el gimnasio y otros dos centros deportivos, en Fuenlabrada y Jerez de la Frontera, como adelantó Público en octubre.

El ayuntamiento también decide hoy si quita el palacio a la SGAE

Los tres centros están en suelo público, con concesiones de explotación que rondan los 50 años. Según la documentación presentada por Gerardo Díaz Santamaría, el hijo mayor del presidente de la patronal, el crédito se formalizó en abril de 2007 y su amortización no excede en el tiempo a la de la concesión, por lo que se le dio el visto bueno.

Los otros dos gimnasios están operativos y en funcionamiento, según dicen los portavoces municipales, pero la instalación de Boadilla no se ha finalizado. A consultas del consistorio, Trapsa alegó que había contratado dos constructoras que habían quebrado. Una vez que se apruebe la sanción por el pleno de la corporación se abre un periodo de alegaciones. Si finalmente le retiran la concesión, se quedará sin una parte de las garantías presentadas ante Caixa Galicia, que le podría pedir otros activos en prenda. Trapsa dio pérdidas en 2008.

La adjudicación del complejo y el posterior permiso de demora de las obras se realizaron en los tiempos en que era alcalde Arturo González Panero, conocido como El Albondiguilla por su implicación en la trama Gürtel. Trapsa tiene adjudicada además la concesión del mantenimiento de las piscinas municipales. El PSOE municipal lleva casi dos años pidiendo que se sancione a Trapsa por incumplimiento.

La concesión pública garantizaba un crédito de 11 millones

La SGAE sin palacio

Boadilla también votará hoy retirar a la SGAE la concesión de uso privativo que tenía sobre el Palacio del Infante Don Luis. La Fundación Autor pretendía hacer un auditorio subterráneo, cuya construcción ha desestimado la Comunidad de Madrid por tener restos arqueológicos. El consistorio entiende que, sin este, la cesión por 75 años de este patrimonio no tiene sentido.