Jueves, 20 de Mayo de 2010

Objetivo, las rentas de 100.000 ricos españoles

Zapatero anuncia una subida de impuestos a las clases más altas

P. G. ·20/05/2010 - 01:00h

¿Quiénes son los que más tienen? ¿Sobre quién podría recaer la subida de impuestos que baraja el Gobierno? Al margen de nombres concretos que alguno pueda tener en su cabeza, lo primero que habría que determinar es qué se entiende por "los que más tienen", en expresión de Rodríguez Zapatero.

Los expertos de la banca privada (las entidades que gestionan las grandes fortunas) ponen la línea de corte en el millón de dólares (unos 810.000 euros) entre acciones, inmuebles, depósitos y otros bienes. El último estudio realizado por el banco Citi y la consultora inmobiliaria Knight Frank estima que por encima de esa cifra existen unos 97.000 españoles; la crisis, con la caída de la bolsa y el desplome del sector inmobiliario, sacó de esta lista en el último año a unas 20.000 personas, que vieron cómo sus bienes se depreciaban.

Hasta hace un par de años, estos ricos pagaban impuestos por sus bienes. Precisamente, una de las opciones que apuntan los expertos como fórmula para incrementar la presión fiscal sobre las rentas altas es la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio, que el Gobierno eliminó en la práctica desde 2008.

Técnicamente, no supone una gran complicación. El tributo no se derogó, sino que se modificaron un par de artículos para que ni se tuviera que pagar ni presentar declaración. Con otras pocas modificaciones, podría recuperarse. Una de ellas, podría colocar el mínimo exento de pagar en un nivel relativamente alto, para que el tributo funcionase como un impuesto sobre las grandes fortunas, al estilo del que existe en Francia. De acuerdo con los últimos datos de la Agencia Tributaria, había 967.793 contribuyentes de Patrimonio. De ellos, unos 45.000 declararon bienes por encima de los 1,5 millones de euros, e ingresaron en el Fisco unos 1.000 millones, la mitad de la recaudación total.

Otra opción, según los expertos, sería endurecer el tratamiento fiscal de las rentas del capital (plusvalías, dividendos, intereses...). Sería una nueva vuelta de tuerca, porque ya en enero se elevó la tributación de estos rendimientos. Hasta 2009, todo se pagaba al 18%; ahora existen dos tramos: el 19% para los rendimientos de hasta 6.000 euros y el 21% para los superiores. Este segundo tramo se podría elevar nuevamente, pero su impacto recaudatorio sería limitado.

Algunos grupos de izquierda defienden incrementar la fiscalidad que soportan las sociedades de inversión de capital variable, conocidas por sus siglas Sicav, el instrumento que utilizan las grandes fortunas para colocar sus ahorros. Pagan el 1% de sus beneficios, frente al 30% del conjunto de las empresas; pero Hacienda se resiste a variar este tratamiento, para evitar la fuga de capitales hacia otros países con tributación aún más laxa.

Relacionada con esta opción, algunos expertos defienden la posibilidad de incrementar el Impuesto sobre Sociedades, ahora en el 30%, pero sólo para las muy grandes empresas, como ha hecho Portugal; pero otros desaconsejan esta medida, por considerar que afectaría a la competitividad de las empresas españolas.

Parece que Zapatero descarta que se toque el IRPF. Algunos grupos habían propuesto introducir un nuevo tipo para un nuevo tramo de rentas altas (ahora, el máximo es el 43% a partir de 53.000 euros). Hacienda tampoco es partidaria, y algunos expertos creen que es complejo.

Una opción utilizada en otros países

EEUU

Obama subió los impuestos a las rentas iguales o superiores a 200.000 dólares (250.000 en caso de las parejas). Elevó también los impuestos por rentas del capital y dividendos del 15% al 20%.

Portugal

El plan de austeridad portugués incluye una subida del IRPF del 42% al 45% para las rentas de más de 150.000 euros al año y elevará al 20% el impuesto sobre las plusvalías obtenidas en bolsa.

Reino Unido

Las rentas superiores a 150.000 libras pagan una tasa del 50% a Hacienda, frente al 40% anterior. 

Noticias Relacionadas