Jueves, 20 de Mayo de 2010

El gallego Oliver Laxe presenta su ópera prima

El único director español presente este año en Cannes presentó Todos vos sódes capitáns

G. P. A. ·20/05/2010 - 08:00h

"Espero que esta película nos ayude a disfrutar de lo que la vida nos ofrece". Así presentó ayer el gallego Oliver Laxe (París, 1982), único director español presente este año en Cannes, Todos vos sódes capitáns, su primer largometraje.

En una sala de la Quincena de Realizadores abarrotada de prensa extranjera y en la que se echó en falta a algún representante del Ministerio de Cultura, o al propio director del ICAA Ignasi Guardans, presente en Cannes hace unos días, Laxe presentó un largometraje rodado en Tánger con un grupo de chavales como protagonistas y empleando la cámara con la que el rey Hassan II documentaba sus viajes oficiales.

Laxe llegó a Tánger hace cuatro años y allí puso en marcha un taller de cine en un refugio para niños con problemas de exclusión; taller que posteriormente daría lugar al largometraje con el que opta al premio de la Cámara de Oro a la mejor ópera prima.

Todos vos sódes capitáns pone en escena un taller de cine en el que los alumnos terminan expulsando al profesor, el propio Oliver, para investigar los paisajes del interior de Marruecos. Evitando inteligentemente cualquier estilización del drama, la película se construye como un canto a la belleza, una invitación a un viaje íntimo, y se escapa de la mirada de porno-miseria que el cine europeo impone siempre sobre el Magreb.