Miércoles, 19 de Mayo de 2010

Mottaki defiende un acuerdo con Brasil y descarta que se aprueben más sanciones

EFE ·19/05/2010 - 11:53h

EFE - El ministro brasileño de Exteriores, Celso Amorim, su homólogo iraní Manoucher Mottaki, y el turco, Ahmet Davutoglu, escuchan al director de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi (2-i), durante la firma de un acuerdo nuclear en Teherán (Irán), el pasado 17 de mayo. EFE/Archivo

El jefe de la diplomacia iraní, Manoucher Mottaki, reafirmó hoy el compromiso de su país con el acuerdo para el intercambio de uranio alcanzado con Brasil y Turquía, y descartó que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga más sanciones a Irán.

"El acuerdo para el intercambio de mineral de uranio, apoyado por Brasil y Turquía, funcionará", aseguró Mottaki en declaraciones a la prensa en la capital tayika, Dusambe, donde asiste a una reunión ministerial de la Organización de la Conferencia Islámica.

Según ese acuerdo, que Teherán debe remitir esta semana al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Irán enviará a Turquía su uranio poco enriquecido a cambio de recibir en el plazo de un año combustible nuclear para su reactor científico.

Por tanto, Mottaki se mostró convencido de que el Consejo de Seguridad de la ONU no apoyará la resolución con nuevas sanciones a Irán impulsada por Washington y ya consensuada dentro del llamado grupo 5+1 (EEUU, Rusia, Francia, Reino Unido, China y Alemania).

"No hay ninguna posibilidad de que la nueva resolución sea aprobada. No lo tomemos en serio", indicó el ministro iraní, quien explicó que ese borrador "llega demasiado tarde" y sería rechazado por los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad.

Según Mottaki, el amplio apoyo internacional que ha recibido el acuerdo alcanzado con Brasil y Turquía muestra "voluntad política y deseo de avanzar" en el arreglo diplomático del problema iraní.

En esta situación, opinó, EEUU no tendrá más remedio que buscar posibilidades para aplazar la aprobación de la nueva resolución, que endurece los castigos al régimen de Teherán por su programa nuclear.

Mottaki restó importancia al hecho de que Moscú haya apoyado el texto de la nueva resolución, al subrayar que Rusia, con el beneplácito del OIEA, ayuda a Irán a construir su primera planta nuclear, Bushehr, a orillas del golfo Pérsico.

"Dirigentes rusos del más alto rango nos han confirmado que la central de Bushehr entrará en funcionamiento en los plazos previstos", previsiblemente el próximo mes de julio, indicó.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad